Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Cesan a 129 policías mexicanos por delitos como el homicidio y la tortura

Los motivos para estos despidos fueron por faltas administrativas, quejas y delitos como tortura, falsificación de documentos, abuso de autoridad, delitos contra la administración e incluso de homicidio

Las autoridades del estado mexicano de Baja California, fronterizo con EEUU, informaron hoy del cese de 129 policías y funcionarios por faltas y delitos, incluidos tortura, corrupción, abuso de autoridad y homicidio.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Daniel de la Rosa Anaya, y el fiscal estatal, Rommel Moreno, despidieron a 90 policías municipales, cinco estatales preventivos y 17 agentes judiciales de Baja California.

Los funcionarios explicaron que la medida también se aplicó a 17 funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de los cuales seis trabajaban en las ciudades de Tijuana, cuatro en Ensenada, y siete en Mexicali, capital del estado.

Las autoridades señalaron en particular a dos policías judiciales identificados como David Virrueta, acusado de homicidio en Tijuana, y a Jesús Manuel Huerta, acusado de violación en Ensenada, quienes fueron trasladados a un centro penitenciario.

Añadieron que todos los cesados quedarán registrados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública para evitar que puedan ingresar a otras corporaciones, así como dar seguimiento para vigilar si se involucran con el crimen organizado.

Corrupción en la Policía

Las autoridades mexicanas han reconocido que parte del problema del crecimiento del crimen en México se debe a la corrupción de los cuerpos de Policía, principalmente los municipales, por lo que buscan su depuración.

De los más de 370.000 policías que hay en México, el 40,5% pertenece a instituciones municipales, el 54,1% a estatales, y solo el 5,4 a federales.

Analistas han señalado que el crimen organizado penetró durante muchos años en los municipios y pagó campañas electorales de alcaldes a quienes más tarde les impusieron los jefes policiales.

Parte de la violencia que vive México, con 5.600 muertos desde 2007 a la fecha, se debe a que el crimen organizado mata a los policías que no colaboran con ellos, pero también a aquellos que no les obedecen o a quienes consideran que favorecen a un cartel rival.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?