Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los manuales de Boeing no especifican cómo resolver la avería que causó el accidente de Spanair

El ministerio de Fomento ha pedido que Boeing incluya en sus manuales de intrucciones la explicación sobre cómo reparar la pieza que pudo causar el accidente de Spanair

Un nuevo informe de la Comisión que investiga el accidente de Spanair, en el que murieron 154 personas, indica que los manuales de mantenimiento y averías de los aviones Boeing no especifican cómo solucionar el incidente que ocasionó el siniestro, ya que no tienen un apartado sobre los indicadores de alta temperatura mientras el aparato está en tierra. El Ministerio de Fomento ha recomendado a las autoridades europeas y estadounidenses que obliguen a Boeing a incluir un apartado sobre esto.

Esta recomendación de seguridad surge de la investigación que sigue la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) sobre el accidente del avión MD-82 de Spanair en el aeropuerto de Madrid-Barajas el 20 de agosto de 2008 y se dirige a la Administración de Aviación Federal de Estados Unidos (FAA) y a la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA).

En concreto, solicita de ambas que obliguen a Boeing a incluir en el Manual de Mantenimiento (AMM) de los aviones DC-9 y MD-80, en el Manual de Localización de Averías (TSM) de los MD-90 y en el Manual de Aislamiento de Fallos (FIM) de los 717, instrucciones específicas "para la detección del origen y resolución de la avería consistente en el calentamiento en tierra de la sonda de temperatura RAT".

Según se desprende del contenido de la recomendación, antes del accidente, el avión, que se encontraba en la cabecera de la pista y preparado para despegar, tuvo un problema al calentarse esta sonda y hubo de regresar a la plataforma para que los mecánicos la repararan. Una vez arreglada ocurrió el accidente.

La calefacción de la sonda RAT, que no debería funcionar mientras el avión está en tierra, está asociada a un dispositivo, el relé R2-5, que además suministra información al sistema de avisos de despegue (TOWS), que, a su vez, de acuerdo con el informe preliminar de CIAIAC, no funcionó y no pudo avisar de que los "flaps" -una parte del ala- no estaban en la posición adecuada para el despegue.

En la recomendación también se detalla la discusión mantenida entre Boeing y la CIAIAC respecto a la inexistencia de indicaciones en el manual de mantenimiento de los citados aviones para reparar la calefacción de la sonda RAT cuando se encuentra en tierra.

Boeing reconoce que en su manual de mantenimiento "no existe un apartado denominado específicamente y que de manera concreta se encamine hacia la detección del origen de un calentamiento en tierra" de la sonda, pero explica que existen "múltiples referencias" en él que servirían para detectar el origen de la avería.

En la recomendación, la CIAIAC cuenta que ha consultado "con varios operadores de la flota MD" para conocer cómo detectarían el origen de la avería de la sonda y ha constatado que "no había un conjunto de pasos únicos a seguir por parte del personal de mantenimiento, ni siquiera dentro del mismo operador", y que en muchos casos dependía de la experiencia de los mecánicos.

El juez que investiga el accidente, que causó la muerte a 154 personas, ha imputado 154 delitos de homicidio imprudente -el número de fallecidos en el accidente- y 18 de lesiones imprudentes -los heridos- al mecánico de Spanair Felipe G.R., y al jefe de mantenimiento de la compañía en Barajas, Jesús T.A.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?