Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

¿Debes hacerte amig@ de tu jefe en Facebook?

Cinco puntos sobre los que debes reflexionar recogidos por 'The Huffington Post'

Imagínate que estás en Facebook y tu jefe también está en Facebook. ¿Debéis ser amigos? ¿Cuáles son las implicaciones de hacerlo?

'The Huffington Post' te resume cinco puntos a tener en cuenta antes de decir sí:

1: ¿Amigo o no amigo?: La primera cuestión es pensar en qué tipo de relación tienes actualmente con tu jefe: si es personal, familiar, si sois amigos... También es importante pensar qué tipo de relación quieres tener con tu jefe, porque si tu relación se reduce a lo profesional, va a cruzar la línea hacia lo personal. ¿Aceptarías que tu jefe viera todos los contenidos que subes? Sería muy conveniente reflexionar sobre este riesgo y los posibles problemas que puede acarrear

2: Huellas virtuales: Una huella se define como una pista, un rastro, una marca que se dejó. Dejamos huellas en la arena, en el suelo cuando salimos de la ducha, en la alfombra cuando se llega desde fuera y no limpiamos nuestros pies. De la misma manera dejamos huellas cuando navegamos por Internet o participamos en conversaciones en las distintas redes sociales. La diferencia es que las huellas virtuales son permanentes, contrariamente a la creencia popular. Por tanto, las preguntas aquí van encaminadas hacia si hay algo en tu sitio o en tu perfil que sea poco adecuado o quizás hasta ofensivo. A veces nos olvidamos de las consecuencias de nuestras acciones por la facilidad con que se usan estas herramientas sociales.

3: ¿Público vs. privado?: Deberías también pensar si las reglas de tu Factbook cambian si tu jefe es tu 'amigo'. Tendrás que reflexionar sobre si tu perfil de Facebook es un espacio "privado" sólo para su familia y amigos, donde casi todo está permitido, o se trata de un lugar "público" donde hay que respetar ciertas reglas.

4: Consecuencias jurídicas: Y es que el exponer tus contenidos personales a tu jefe puedo no sólo tener consecuencia jurídicas derivadas de demandas por difamación, sino por cuestiones relativas a acoso, violación del derecho de autor o infracción de marcas. Es muy fácil subir contenido a Internet, pero es importante tener cuidado y asegurarse de que esos contenidos no infringen ningún derecho a terceros. Por lo tanto, sería bueno preguntarse antes de cargar contenidos si tienes licencia o permiso para subirlos. La cuestión aquí es que si se eres responsable de la infracción puede arrastras a su jefe o que este se vea implicado.

5. ¿Tienes tu empresa una política específica?: ¿Tiene tu empresa una política sobre blogs, redes sociales, correo electrónico y uso de Internet o de relaciones entre empleados? Si es así, ¿sabes lo que dice la política? Por ejemplo, tu empresa podría tener una normativa que impide la confraternización entre los compañeros de trabajo que podría incluir también la confraternización en línea.

La socialización a través de redes virtuales puede resultar muy divertida, pero deberías asegurarte de que no se vuelva contra ti. Y es que los días en que la creación de redes sociales era vista como un juego o un inocente lugar para encontrarse con amigos ya han pasado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?