Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Rajoy en el laberinto de la trama Gürtel

El líder del PP no puede negar que se desconocía lo que ocurría dentro de su partido y será difícil tomar decisiones que implicarían caer sobre el 'hombre fuerte' del PP que eligió a Rajoy como sucesor

El líder del PP se enfrenta a las revelaciones de una trama de corrupción que toca al menos a cuatro comunidades gobernadas por su partido /

Rajoy está atrapado en el laberinto de la trama Gürtel y con mensajes como el de hoy no va a encontrar la salida. Algo hemos avanzado: la Gürtel no es un invento de Garzón ni de la Policía, el PP ya admite que hay una trama de corrupción. Les ha costado ocho meses reconocerlo.

Ahora se trata de decir que eran unos chorizos que se aprovecharon del PP. Demasiado fácil, demasiado evidente y demasiado tarde para decirlo.

Demasiado tarde porque hemos visto como Costa, Camps y Rambla montaron con el Bigotes el operativo de la financiación ilegal del PP de Valencia.

Demasiado tarde porque hemos comprobado como Pablo Crespo reconocía que durante años financió ilegalmente al PP de Fraga en Galicia.

Demasiado tarde porque Esperanza Aguirre permitió a uno de sus hombres de confianza, Alberto López Viejo hacer hasta 600 contratos con los de la Gürtel que campaban también a sus anchas por los Ayuntamientos madrileños.

Y sobretodo es demasiado tarde para decir que los del PP son víctimas de todo ésto cuando según el sumario, los cabecillas de este tinglado eran íntimos de Aznar, Ana Botella y Alejandro Agag; tenían a sueldo multimillonario al tesorero del PP y Álvarez Cascos les daba las cuentas de Aena.

Todo esto por no hablar de los regalos, los sobornos, las cajas b y el dinero negro que se sigue buscando.

Tiene razón Rajoy: es una trama de corrupción pero criada en el PP y el presidente del partido lo tenía que saber, primero, desde el 99 cuando los echan de su tierra, de Galicia. Después, cuando intenta apartarlos de él aunque siguieron trabajando para el partido hasta el día que los detuvieron.

Rajoy lo tiene difícil; muchos en el partido piensan que lo tiene imposible porque tendría que matar al padre, José María Aznar, y sacrificar a varios de sus barones y todos saben que en el PP parecen saber mucho los unos de los otros.

Miguel Ángel Aguilar: Telegrama a Mariano Rajoy

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?