Domingo, 26 de Junio de 2022

Otras localidades

El agresor de Berlusconi pide perdón por su acto "cobarde"

El único detenido por esta agresión, Massimo Tartaglia, de 42 años y bajo tratamiento psiquiátrico desde hace diez años, ha pedido disculpas por un acto que considera "superficial, cobarde y temerario"

El agresor del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha pedido perdón este lunes a 'Il Cavaliere' por la "cobarde" acción de lanzarle una réplica de la catedral de Milán tras un mitin político, lo que mantiene al jefe del Ejecutivo ingresado en un hospital desde el pasado domingo por la tarde.

Asimismo, Tartaglia ha alegado que actúo "sólo" y ha afirmado que no es "el asesino de nadie", según informaciones de los medios locales. Los abogados aclararon que su cliente no milita ni tiene afiliación política con algún partido en concreto. Sin embargo, ante las autoridades Tartaglia habría confesado que agredió a Berlusconi por el "odio" que siente hacia su política y por las palabras pronunciadas durante su último discurso.

Dos de las personas que se encontraban en la multitud que rodeaba a Berlusconi a su salida del mitin relataron a la prensa que trataron de advertir al personal de seguridad de los supuestos planes de Tartaglia, después de ver lo agitado que estaba y de escuchar cómo amenazaba con arrojarle un objeto al primer ministro italiano. No obstante, el policía con el que hablaron habría restado importancia a esta denuncia, lo que ha llevado a las autoridades a intentar localizar al agente para preguntarle por su versión de los hechos.

La agresión tuvo lugar este domingo por la tarde al término de un mitin durante el que 'Il Cavaliere' se tuvo que defender de los abucheos que le habían dirigido algunos jóvenes. El 'premier' no escondió su enfado y pidió a gritos a sus detractores que se avergonzaran. Fue en medio de este clima, mientras el primer ministro saludaba a algunos simpatizantes cerca de su coche oficial, cuando se produjo la agresión.

Berlusconi fue trasladado rápidamente al hospital, donde permanece ingresado. Su diagnóstico es de dos dientes superiores rotos, una fractura nasal y dos profundas heridas en el labio y en la encía. Aunque los médicos han descartado operarle, le han recetado reposo durante al menos 20 días.

Después de pasar la noche con "un fuerte dolor de cabeza", Berlusconi ha recibido la visita de numerosos ministros, familiares y amigos, así como la del jefe de la oposición, Pierluigi Bersani, que condenó con fuerza lo sucedido. A diferencia de él, otros miembros de la oposición no ahorraron sus críticas y responsabilizaron a Berlusconi del clima de odio que se respira en el país.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?