Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Y de repente, apareció Zapatero

El acuerdo con el PNV, que le garantiza estabilidad hasta las elecciones de 2012, parece haber resucitado a Zapatero. Después de semanas de zozobra y disgustos para el PSOE, el presidente del Gobierno se ha ido a su tierra para intentar insuflar ánimos a la deprimida tropa socialista.

Zapatero siempre ha sido buen mitinero y ha sido lanzarle un par de indirectas a Rajoy y el PSOE se ha venido arriba. En este partido siempre han sido ciclotímicos. Zapatero no ha querido hacer movimientos hasta tener atados los Presupuestos y ahora espera cerrar esta semana el primer capítulo del postzapaterismo.

Primero nombrará el miércoles al nuevo ministro de Trabajo con la misión de recuperar el diálogo con los sindicatos y poner en marcha la modernización del servicio de empleo. Eso por sí sólo no servirá para reducir el paro pero dará un mensaje renovador que puede servir de algo.

Y el sábado, en el Comité Federal, Zapatero les dirá a los suyos que se va a dejar la piel explicando todas las reformas en marcha y que lo hará hasta las elecciones de 2012. No desvelará si será el candidato y dejara claro que de momento no lo va a decir, lo que puede calmar los nervios de más de uno y de una y silenciar el debate público sobre la sucesión al menos hasta principios del año que viene.

Los más cercanos al Presidente dicen que no dirá nada hasta después de las elecciones autonómicas y municipales, aunque si antes hace una remodelación profunda del Gobierno, puede estar dando señales.

Zapatero ya ha visto que en los momentos difíciles, pocos están a su lado incondicionalmente y muchos se ponen de perfil y empiezan a moverse y sabe que una guerra interna sería ahora la puntilla para el PSOE, que atraviesa su peor momento de los últimos 10 años.

En el PP, mientras se meten en la cama como les ha dicho Arriola, dicen que sólo temen que los socialistas cambien de candidato; en cambio en el PSOE la única esperanza que les queda es que siga Rajoy, que es al que creen que todavía podrían ganarle.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?