Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 22 de Enero de 2020

Otras localidades

Garzón se sentará en el banquillo el 29 de noviembre por las escuchas en la cárcel del 'caso Gürtel'

El juez será juzgado antes que Correa

El principal imputado en la trama de corrupción vinculada al Partido Popular, Francisco Correa, ha conseguido sentar en el banquillo al juez que le investigo mucho antes de que el mismo tenga que responder ante la justicia.

El Tribunal Supremo ha fijado para el próximo 29 de noviembre el inicio del juicio al magistrado Baltasar Garzón por ordenar intervenir las comunicaciones entre varios de los imputados en el caso Gürtel que estaban en prisión y sus abogados.

La causa fue abierta a raíz de la presentación de una querella por parte de Ignacio Peláez, abogado del empresario imputado Ulibarri, y que solicita diez años de inhabilitación para Garzón mientras que la representación del considerado responsable de la trama Gürtel, Francisco Correa, pide diecisiete años de inhabilitación para el juez.

Por su parte, la Fiscalía reclama la absolución de Garzón, al considerar que no cometió los delitos de prevaricación judicial y de uso de artificios de escucha y grabación con violación de las garantías constitucionales que se le imputan.

El juez ordeno las escuchas en la cárcel al sospechar que los imputados estaban utilizando a sus abogados para hacer desaparecer el dinero en paraísos fiscales, pero algunas de estas grabaciones afectaban también al ámbito privado, al derecho defensa y los abogados denunciaron que el juez las había ordenado a sabiendas de que no podía hacerlo.

Garzón está suspendido provisionalmente en sus funciones por el CGPJ y trabaja en la actualidad como asesor de OEA (organización de estados americanos) y para el Comité contra la tortura del Consejo de Europa.

El juez del Tribunal Supremo que sienta a Garzón en el banquillo de los acusados, Alberto Jorge Barreiros, está convencido de que Garzón no podía ordenar instalar micrófonos sin tener indicios contra los abogados y con ello demuestra la ilicitud de una medida cercenadora de derechos fundamentales.

Garzón será enjuiciado en vista pública por siete magistrados del tribunal supremo y le quedan pendientes otros dos juicios. Uno por investigar los crímenes del franquismo cuya instrucción, curiosamente, finalizo mucho antes de las escuchas en prisión y otro por las subvenciones que recibió para los cursos que impartió en la Universidad de Nueva York.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?