Última hora

BORRELL EN HORA 25 Josep Borrell, sobre la situación en Oriente Próximo: "Estamos al borde del abismo"

Internacional

Duro ataque de Sarkozy a los sindicatos

Primero de Mayo politizado en Francia por las elecciones del domingo

El presidente Sarkozy ha convocado su propia concentración "para los verdaderos trabajadores", provocando la ira de las centrales sindicales. "Abandonad la bandera roja y servid a Francia", les ha espetado ante una multitud en París.

Más información

Ante un auditorio que el propio Sarkozy ha cuantificado en 200.000 personas, en la plaza del Trocadero de París y con la Torre Eiffel como decorado, Nicolás Sarkozy ha desgranando los temas que ha venido utilizado en este último tramo de la campaña: la necesidad de una Europa con los fronteras más reforzadas tanto frente a la inmigración como en el terreno comercial. Para Francia, su decisión reformista que ha evitado que se encuentre como Grecia o España. "Mirad lo que pasa en Grecia o lo que pasa en España", ha gritado a una marea de banderas tricolores. "Y, por tanto, nadie quiere esa suerte para Francia. Si no hubiéramos hecho con el gobierno lo que había que hacer estaríamos en la misma situación que España".

En esta que ha denominado la "verdadera fiesta del trabajo", Sarkozy ha querido hacer una demostración de fuerza de movilización frente a los sindicatos a los que ha exhortado a "abandonar la bandera roja y servir a Francia" y a abandonar a "los partidos que ahora apoyan porque no les van a devolver el favor". El Presidente francés ha abogado por un nuevo modelo social francés más flexible para ganar competitividad en una economía globalizada.

Los sindicatos

Convocados por las principales centrales sindicales francesas, decenas de miles de trabajadores han recorrido las calles en 289 marchas en todo el país. En París, las pancartas y las declaraciones apuntaban contra Sarkozy y a sus políticas económicas. "La salud y lo social no son mercancías", "que los capitalistas paguen la crisis", podía leerse en carteles improvisados. Rechazo también a la "contramanifestación" de Sarkozy, una "provocación a los trabajadores", según ha explicado uno de ellos a la Cadena SER. "No es su fiesta, es la de los trabajadores", apostillaba una funcionaria pública.

François Hollande había manifestado querer mantenerse al margen de las manifestaciones de París, donde Nicolás Sarkozy ha planteado un pulso a los sindicatos. Pero el candidato socialista no podía dejar todo el espacio mediático a su contrincante y finalmente ha pronunciado un discurso en Nevers, en el centro de Francia, en el que ha defendido la labor de los sindicatos en la defensa de los trabajadores. "Sí, la fiesta del trabajo es la fiesta de los sindicalistas y no puedo aceptar que en Francia pueda haber una batalla del 1º de mayo contra los sindicalistas".

Antes, a mediodía, Marine Le Pen reunía en la Plaza de la Ópera a los suyos, para anunciarles que ella votará en blanco, pero que no pretende hacer de ello una consigna de voto. "Sarkozy no sólo ha causado daño, sino vergüenza a este país". Marine Le Pen ha cuestionado la legitimidad del actual presidente, y también la del candidato socialista, François Hollande.

Buena parte de sus seguidores de Le Pen votarán a Sarkozy este domingo, pero otros muchos optarán por el voto blanco o nulo. "Guardé una papeleta de la primera vuelta y en esta pienso votar por Marine Le Pen", decía a la Cadena SER Michel, uno de ellos. "Me da igual si el voto es nulo o no".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00