Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 22 de Julio de 2019

Otras localidades

El sistema financiero reconoce 22.000 millones en dotaciones provisionales

Las entidades dan a conocer las provisiones adicionales que les obliga a llevar a cabo la nueva reforma financiera del Gobierno

Bankia es la entidad que más dinero tendrá que poner en provisiones adicionales sobre sus activos inmobiliarios para cumplir con las nuevas exigencias.

El pasado viernes, el Gobierno aprobó su segunda reforma del sistema financiero que, a diferencia de la aprobada en febrero, exige al sector más provisiones para los créditos inmobiliarios que son considerados no problemáticos. Además, el Gobierno ha obligado a las entidades a traspasar antes de que acabe 2012 todos sus activos inmobiliarios problemáticos a otras sociedades especializadas en gestionarlos.

Según las distintas informaciones remitidas por las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BFA-Bankia es la que más provisiones adicionales debe hacer para cumplir con la nueva norma, 4.813 millones de euros. La entidad, cuya matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA) ha pedido su nacionalización hace unos días, ya ha dicho que cubrirá estas necesidades dentro del plazo previsto, aunque no ha detallado cómo. Muy por debajo de BFA-Bankia se sitúan las provisiones que tiene que hacer el primer grupo financiero español, el Santander, cifradas en 2.700 millones de euros, mientras que en el caso de Caixabank, alcanzan 2.102 millones de euros.

Esta cifra podría elevarse hasta los 3.389 millones de euros si se tienen en cuenta las provisiones que debe hacer Banca Cívica -1.287 millones- con la que CaixaBank se encuentra en proceso de fusión. En el caso del Banco Popular -incluido el Banco Pastor-, las provisiones adicionales para sanear sus activos inmobiliarios suponen 2.314 millones de euros, una cifra superior que la publicada por el BBVA, de 1.800 millones de euros. A estos 1.800 millones de euros hay que sumar otros 48 millones de Unnim, entidad adquirida por el BBVA en marzo.

Por su parte, Novagalicia Banco (NCG) también ha anunciado unas provisiones adicionales de 1.109 millones, que le restarán 776 millones de sus resultados de este año, y en el caso de CatalunyaBank, entidad en proceso de subasta por el Banco de España, éstas rozan los 1.000 millones.

Las necesidades de provisiones de Unicaja suponen 888 millones de euros. La entidad en solitario estima una dotación de 281 millones, mientras que Caja España-Caja Duero -con la que se encuentra en proceso de fusión- lo cifra en 607 millones.

En el caso de KutxaBank, las provisiones alcanzan los 855 millones de euros, y 697 en el de Ibercaja y Caja 3, también en proceso de integración. BMN ha cifrado sus provisiones adicionales en 640 millones de euros.

Otra de las entidades que se encuentra en proceso de subasta por el Banco de España es el Banco de Valencia, cuyas provisiones adicionales son de 509 millones de euros, superiores a las de Liberbank, de 496 millones y las de Sabadell, de 412, incluido el Banco CAM. Uno de los bancos que menos esfuerzo deberá hacer con la reforma es Bankinter, ya que sólo tiene que provisionar 136 millones de euros. A continuación se incluye una tabla en la que se incluyen las provisiones adicionales a las que deben hacer frente las entidades en millones de euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?