Miércoles, 25 de Mayo de 2022

Otras localidades

Hablar de políticos sin hablar de política

Alberto Garzón, español, y Axel Kicillof, argentino, son dos ejemplos del nuevo estilo de los jóvenes políticos

Axel Kicillof

Axel Kicillof / EFE/ LUIS ZABREG

Son dos jasp, jóvenes aunque sobradamente preparados. Cada uno en su país, cada uno a su manera.

Alberto Garzón es economista y diputado en el Congreso por Izquierda Unida desde el año 2011. Fue el diputado más joven elegido en esa candidatura, con tan sólo 25 años. Anteriormente, llamó la atención de unos y otros por sus constantes intervenciones en medios de comunicación siendo portavoz de la plataforma 15-M.

Axel Kicillof, aunque no lo parezca viendo su nombre, es argentino. También economista, es mayor que Garzón: tiene 40 años. Es el Viceministro de Economía argentino y lo hemos descubierto mientras su país, dicen que con él al frente, expropiaba YPF.

Ambos comparten animadversión por una misma prenda de ropa: la corbata. Por eso, es tarea casi imposible encontrar una foto o un vídeo en el que lleven el tradicional uniforme del político: traje de chaqueta y corbata. Ni un documento gráfico con estas características.

Visten americanas, pero sobre todo, visten camisa y camiseta. A Alberto Garzón lo hemos visto con camiseta en tono verde flúor exponer sus ideas en el Congreso, y a Kicillof lo hemos visto camisa blanca abierta, explicando sus motivos para la expropiación en el Senado de la Nación Argentina.

De este último son muy comentadas sus patillas, tan absolutamente Curro Jiménez que hay que reconocer que son de lo más in. El chico sabe sacarse partido, y lo demuestra con esa rotunda seguridad con la pisa la Casa Rosada en mangas de camisa.

Si bien es cierto que el español no se queda atrás. Ha marcado estilo permitiéndose llevar esa ya famosa barba de tres días (absolutamente estudiada) frente a todo un ejército de afeitados mañaneros que pueblan el Congreso de los Diputados.

Esta nueva hornada de jóvenes llega para quedarse, pero sobre todo, llegan para determinar un nuevo estilo. No es necesario vestir traje de chaqueta para tratar un asunto serio, y tampoco es determinante el corte de pelo. Por eso, con estos políticos solamente podemos pensar que, tiempo al tiempo, la moda marca el ritmo al que cambia la sociedad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?