Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

''Con el secuestro de Ortega Lara ETA echó un pulso tan grande al Estado que lo perdió''

El teniente coronel de la Guardia Civil que dirigió la liberación de Ortega Lara hace 15 años cree que "la ETA que conocimos no va a volver"

Julio 1997.- El funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, secuestrado por ETA durante 532 días, tras su liberación por fuerzas de la Guardia Civil de Guipúzcoa. Fue un cautiverio que conmocionó a los españoles a mediados de la década de los noventa /

Quince años después de la liberación de José Antonio Ortega Lara, el teniente coronel de la Guardia Civil que liberó al funcionario de prisiones relata en Hora 25 cómo fue aquella operación en la primera entrevista sonora que concede a un medio de comunicación.

"Olía triste, olía a humedad. De hecho creo recordar que las paredes estaban recubiertas de madera, pero madera muy húmeda porque además justo al lado de la fábrica pasaba un riachuelo que además le daba un aspecto mucho más tétrico, mucho más húmedo. En fin, una cárcel fea", recuerda el Guardia Civil. Recuerdos como aquel te acompañan siempre. "La imagen no la borras, pero todos los recuerdos aquellos son positivos". Cuando vio a sus liberadores Ortega Lara reaccionó con rabia y hartazgo pensando que se trataba de sus secuestradores, esos secuestradores que lo habían retenido durante 530 días. "Creo que llegó a decir que lo mataran o algo así". La reacción de Ortega Lara al salir y ver a tanta gente fue volver a dentro, a donde él se sentía seguro.

El teniente coronel ha recordado los gritos y saltos de alegría que dieron todos cuando encontraron el escondite. "Cuando vimos a José Antonio la reacción fue más de sorpresa porque había que pensar que la imagen que toda España tenía era la imagen de una persona normal con gafas con un cierto aspecto de hombre serio culto, y lo que vimos cuando asomó la cabeza no se parecía en nada". La liberación de Ortega Lara se produjo tras una larga y complicada investigación. "Siempre hay que empezar a investigar por algún lado. El secuestro se produjo en el itinerario de Burgos a Logroño y a los pocos días ya se sabía que era ETA. La investigación empieza en muchos sitios. Un año antes de la liberación es cuando se detiene en Francia al que era el jefe del aparato logístico que había sido miembro del aparato Vizcaya que era Pototo, Julián Atxurra Egurola, eso ocurre un año antes de la liberación y es ahí cuando aparece la primera pista, con lo que es un año muy intenso donde mis compañeros de la comandancia de San Sebastián hicieron un trabajo extraordinario sin el cual no se hubiera llegado a la liberación, porque fueron muchos meses de trabajo muy minucioso, trabajo que cualquier error hubiera hecho fracasar la operación", ha relatado el Guardia Civil que ha confesado que en muchas ocasiones temieron que toda la investigación fracasara. "La única pista buena en mucho tiempo de investigación eran los miembros de ese comando con lo cual, el miedo era mucho, la responsabilidad era mucha, pero es que es de esas veces que no te queda otra opción de seguir para delante". La única pista en aquellos momentos era una nota en la agenda de Pototo en la que se mencionaba a Ortega Lara, una cantidad de dinero y las siglas "BOLl" escritas. Se celebraron muchas reuniones con el objetivo de descifrar qué podía significar ese "BOL". El teniente coronel ha explicado que otra de las pistas era un etarra que se llamaba Bolinaga, sospechoso de varios atentados. "Eso es 6 ó 7 meses antes de la liberación y donde vemos que por su actitud la pista puede ser buena".

La detención de los secuestradores

"Nosotros habíamos preparado la operación de madrugada porque era muy importante que las detenciones se hicieran sin que la población las conociera y para que tuviéramos tiempo desde la detención hasta el registro. Las detenciones se hicieron sobre las tres de la mañana y la comisión judicial, encabezada por el juez Garzón, determinó que uno de ellos estuviera presente en el registro para que viera que no hubiese ninguna vulneración de derechos y para preguntarle al etarra qué había allí. Nos podría haber ayudado si hubiera querido a encontrar el zulo, porque los zulos de ETA están muy bien hechos, los zulos no se encuentran salvo que tengas certeza de que están allí.

El teniente coronel ha explicado que el etarra que estaba en el sitio negó que el funcionario de prisiones se encontrase allí. A pesar de ello entraron en la nave. "Entramos con él pero se mantenía en sus trece de que allí no había nadie". La nave era muy grande y eso dificultó la búsqueda. "Hubo un agente que detectó que había dos maquinas iguales y que el anclaje al suelo de una era distinto al de la otra, le dio que pensar, movió la máquina vio que de una se movía la base y entonces vimos que ahí podía estar el posible zulo, vino el detenido que estaba en una dependencia y cuando vio que habíamos encontrado el zulo reconoció que efectivamente dentro estaba José Antonio Ortega Lara".

ETA, hoy

El Teniente Coronel de la Guardia Civil, actual jefe de operaciones en la lucha contra ETA y que participó en la liberación de Ortega Lara cree que ETA está totalmente derrotada. El coordinador de la operación cree que ha habido operaciones más estratégicas que esta como la 2004 cuando la Guardia Civil localizó todos los zulos logísticos de la banda y detuvo a Mikel 'Antza' y 'Anboto', dos detenciones claves que fueron el principio de la cuesta abajo de ETA. El Guardia Civil cree que la liberación del funcionario de prisiones supuso mucho a nivel moral. "Durante 530 días ETA mantuvo un chantaje y un pulso al estado de derecho, eso fue muy largo y si alguien lo recuerda fue un bombardeo, en los medios, en la sociedad, todo el mundo opinaba. El Estado aguantó el reto hasta un punto que difícilmente se puede entender con lo cual el pulso fue tan grande que el que saliese victorioso de ese pulso habría ganado una batalla moral como no ha habido otra en la lucha contra ETA. El Estado la ganó y ETA la perdió, entonces eso fue tremendo porque nunca ETA había hecho un secuestro tan largo.

La situación actual

El jefe de operaciones de la Guardia Civil contra ETA cree que es difícil evaluar la situación actual porque "al final ETA son personas y las personas tienen reaccionas ilógicas, la lógica dice que está completamente derrotada, ETA lleva casi tres años sin atentar en España, porque no ha podido, porque sus jefes han sido detenidos". El jefe de operaciones cree que ETA está derrotada aunque la duda está en ver cómo gestiona esa derrota. "La ETA que nos ha hecho sufrir tanto no va a volver", ha apuntado.

Riesgo de escisión

El teniente coronel cree que es difícil evaluar una posible escisión en la banda. "Personalmente creo que no, pero eso no se puede prever, ellos han interiorizado que la guerra la han perdido es muy difícil que nadie que sabe que ha perdido la guerra vaya a hacer batallas por su cuenta".

Escucha la entrevista completa al teniente coronel de la Guardia Civil que liberó a Ortega Lara

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?