Sábado, 24 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Tasas más caras, menos matrículas

Las universidades detectan una caída en el número de créditos en los que se matriculan los alumnos por la subida de los precios

La polémica por la subida de las tasas y el endurecimiento de los requisitos para acceder a una beca marcan el inicio del curso universitario, cuyo acto oficial de inauguración presidirán los Reyes esta tarde en la sede de la UNED, en Madrid. Los rectores denuncian que la subida de tasas no es oportuna con la situación actual de crisis mientras los esudiantes afirman que el "tasazo" expulsará de la universidad a muchos alumnos y obligará a otros a necesitar más años para poder pagar y acabar sus carreras

Más de un millón y medio de estudiantes universitarios vuelven a clase estos días en las 79 universidades españolas, 50 de ellas públicas. La inmensa mayoría lo hace padeciendo en primera persona la subida de las tasas universitarias cuyo marco general aprobó el Gobierno la pasada primavera y que las comunidades autónomas han aplicado dentro de los márgenes que les ha dejado el ministerio de Educación.

Aunque las subidas son dispares en función de las comunidades, el ya bautizado como "tasazo" está dejando una primera consecuencia que coinciden en destacar tanto la Conferencia de Rectores como las asociaciones estudiantiles. "Estamos notando ya una reducción en el número de créditos en los que se matriculan los alumnos por motivos económicos. De momento, y a la espera de cerrar los datos de matriculación, la caida no es tanto en el número global de alumnos como en las asignaturas en las que se inscriben", señala la presidenta de la CRUE, Adelaida de la Calle. "Es ahora cuando los alumnos están notando el auténtico calado de una subida que nosotros consideramos inoportuna en el momento de crisis en el que estamos, y que está generando protestas en el arraque del curso en muchas facultades".

Organizaciones como la Federación de Estudiantes Progresistas FAEST denuncian las peligrosas consecuencias de esta subida de tasas, unida al endurecimiento en el acceso a las becas. "Muchos alumnos que hasta ahora sacaban curso por año, a partir de ahora tendrán que restringir el número de materias en las que se matriculan, sencillamente porque no pueden efectuar todo ese desembolso. Así que ahora estarán condenados a tardar más años en acabar sus carreras y eso en el mejor de los casos si es que no tienen que dejar colgados los estudios por motivos económicos". "Si esto no cambia -explica Fidel González, presidente de FAEST- en pocos años podemos ver cómo las universidades privadas multiplican sus alumnos mientras las públicas pierden estudiantes".

De media la subida de tasas implica que un alumno puede tener que pagar este año entre 300 y 1000 euros más de lo que pagó el año pasado, dependiendo del tipo de estudios y de la comunidad autónoma en la que se matricule. Donde más suben las tasas este curso es en Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Castilla la Mancha. En el otro lado de la balanza, han congelado sus primeras matrículas o las han subido sólo el IPC, País Vasco, Galicia, Andalucía o Asturias.

En el caso de las segundas y terceras matrículas y los estudios de máster y posgrado los incrementos son muy superiores en aplicación del decreto del gobierno.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?