Lunes, 25 de Octubre de 2021

Otras localidades

¿Traición italiana a Scola?

Según 'La Stampa', la existencia de viejas rencillas y nuevas alianzas para elegir a un papa no europeo dejaron sin opciones a Angelo Scola

Cónclave en el Vaticano para elegir nuevo papa

Cónclave en el Vaticano para elegir nuevo papa

A los miles de presentes en la plaza de San Pedro del Vaticano no les sorprendió demasiado que las dos primeras fumatas fueran de color negro, demasiado negro, quizá. Pero no era de esperar que los 115 cardenales encerrados en la Capilla Sixtina se pusieran de acuerdo en las primeras votaciones para elegir al nuevo papa.

Cuando pasaban seis minutos de las siete de la tarde de este miércoles, una nueva fumata se convertía en segundos del gris al blanco anunciando la llegada de un nuevo papa. Una hora más tarde se conocía su nombre y, en esta ocasión, las apuestas se equivocaron.

Las papeletas que decidieron el futuro de la Iglesia tras la renuncia de Benedicto XVI no acompañaron al nombre que muchos esperaban. Cuando el francés Jean Luis Tauran salió ante los fieles con las esperadas palabras 'Habemus Papam', muchos tuvieron que acallar su sorpresa. Incluso solo unos minutos antes de dar a conocer el nombre del nuevo papa, la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Italiana felicitaba públicamente al cardenal Angelo Scola expresando "los sentimientos de toda la Iglesia italiana para dar la bienvenida a la noticia de la elección del cardenal Angelo Scola como sucesor de Pedro". Pero Scola no fue el elegido, es su lugar, se anunció al argentino Jorge Mario Bergoglio.

Ahora, el periódico italiano 'La Stampa', conocido en los últimos días por destripar con sus informaciones lo vivido en las reuniones cardenalicias y en el mismo cónclave, explica las alianzas creadas para alejar a Scola de la silla de San Pedro.

Según publica, ya en la primera votación, Bergoglio habría obtenido el mayor número de votos de los cardenales, aunque no los suficientes para ser nombrado santo padre. El argentino fue precisamente el gran rival de Benedicto XVI en el cónclave de 2005.

Aun así, la primera votación del cónclave lanzaba una señal clara con dos mensajes: el primero, de advertencia hacia la figura del que posiblemente ya se veía como ganador, Scola; pero también un mensaje que descubría el gran peso de Latinoamérica en el cónclave y en un mundo donde el 42% de los fieles católicos son latinoamericanos.

Aunque se habían barajado diferentes nombres para suceder a Benedicto XVI, eran muchas las quinielas que apuntaban a la elección de un papa italiano. Y a la cabeza de estas, siempre había resaltado el nombre del arzobispo de Milán, Angelo Scola.

Sin embargo, según cuenta la publicación, en contra de Scola habrían nacido "envidias y rivalidades" materializadas en dos bloques opositores. Por un lado, algunos de sus propios compañeros italianos que no verían con buenos ojos su nombramiento, liderados por los cardenales Bertone y Sodano. Por otro, un bloque de cardenales no europeos, con los latinoamericanos a la cabeza, y dispuestos a llevar al "Trono Sagrado" al primer papa latino de la historia. O lo que es lo mismo, los 28 votantes italianos no han sido capaces de remar en la misma dirección para devolver el papado a Italia 35 años después del mandato de Luciani.

Ya en las últimas horas se vivieron señales que mostraban que la candidatura aparentemente fuerte de Scola era en realidad "un gigante con pies de barro". Mientras que todos reconocían "su estatura excepcional como obispo e intelectual", completaban la papeleta de voto en latín con el nombre del argentino Jorge Mario Bergoglio.

Al final se ha demostrado que las palabras y las promesas no ganan a la realidad en el cónclave. Sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte del crecimiento de la Iglesia se está viviendo en América del Sur, África y Asia, lejos del viejo continente. En palabras de uno delos cardenales africanos: "No siempre se puede ser el pastor del rebaño aguas arriba y aguas abajo".

Como explica 'La Stampa', al papa no se le elige dentro de la Capilla Sixtina, sino en las conversaciones "casi clandestinas" que se producen en los pasillos, comidas y cenas dentro de la residencia de Santa Marta, donde cardenales electores y posibles elegidos llegan a acuerdos y comparten impresiones. Ya hace ocho años uno de los electores de Ratzinger explicaba que "a partir de la última cena, en la Iglesia las cosas importantes se deciden en la mesa".

Carlos Amigo: "Los periodistas tenéis que hablar más con el espíritu santo"

Los gustos futboleros del Papa Francisco

Las malas relaciones históricas entre el papado y los jesuitas

Primeras palabras del papa Francisco I

Telegrama al papa Francisco

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?