Últimas noticias Hemeroteca

Samantha Vallejo-Nágera: "No hay nada peor que una alta cocina mal hecha"

La única mujer del jurado de MasterChef apuesta por Clara, Eva y Juan Manuel como finalistas del programa de Televisión Española

"Me encanta haberme formado en porque creo que la cocina tradicional es la base de todas las demás". /

Samantha Vallejo-Nágera (Madrid, 1969) se define en Twitter como "madre, empresaria, presentadora de televisión, bloguera, twittera y poligonera". ¿Poligonera? "Chascarrillos míos", responde sonriente. Explica que empezó a cocinar por culpa de una apuesta con su amigo Mopi Horcher, dueño de uno de los restaurantes más emblemáticos de Madrid: "Me dijo que no valía para nada, que no aguantaba ni cinco minutos en una cocina... así que me compré un uniformé y aparecí allí, sola, con 18 años y sin conocer a nadie". Aguantó dos años y el resto es historia. Dirige Samantha de España Catering y forma parte del jurado de uno de los estrenos televisivos más destacados de la temporada: MasterChef.

¡Qué poco ha durado Santiaga!

Ha perdido su segundo tren...

¿Te preocupa dar menos miedo que Jordi Cruz o Pepe Rodríguez?

No, para nada. Ellos son más directos y yo soy menos estricta... ¡pero también soy exigente! En MasterChef y en mi trabajo. ¡Lo que pasa es que estos dos son muy malos!

¿Qué expulsión te ha dolido más?

¡La de Efrén! Había gente peor que él que tendría que haber salido antes. Por actitud, por velocidad cocinando... Y no es que culinariamente nos haya enseñado grandes cosas, tampoco. El día que se fue, de hecho, ni siquiera había probado lo que hizo. Si le llega a echar un poco de sal y de pimienta, igual se queda. Pero claro, si das un plato sin aliñar, no hay quién se lo teme. Me da pena que ni siquiera haya entrado en la repesca.

¿Qué hacía Efrén en una boda contigo este fin de semana?

Estuvo trabajando en el catering y lo hizo muy bien. Es rápido, espabilado... Es un tipo de trabajo que puede compaginarse con los estudios y, si él quiere, ahí seguirá.

¿MasterChef te ha cambiado la vida?

No demasiado. La gente me conoce un poco más y, a veces, hasta te para. Pero bueno, mi empresa siempre ha funcionado bien. Estoy más ocupada, eso sí, porque además de atender el catering tengo cuatro hijos y me encanta hacer deporte. Pero bueno, me gusta estar liada y la sensación de ir a 2.000 por hora... Lo que no sé es qué haré cuando se acabe ¡MasterChef!

¿Qué deportes practicas?

Esta mañana he hecho bikram yoga, por ejemplo...

¿Eso qué es?

Yoga a 40 grados y con un 60% de humedad. Lo que más me cuesta de MasterChef es estar tanto tiempo con tacones y el bikram me ayuda a estirar... Pero también patino, monto en bicicleta, juego a pádel, le doy clases de aeróbic a mis amigas...

¿Sigue siendo la cocina profesional un reducto machista, en España?

La verdad es que sí. Dicen que no son machistas y lo son. Las mujeres, por su condición de madres, acaban dejando la cocina casi siempre porque es súper esclava. Yo dirijo una empresa de catering y le dedico mi vida pero me organizo divinamente. Mis amigas me lo dicen: "Yo me agobio con una merienda para cinco y tú, que tienes una cena para 500, estás aquí tan pancha"... Hay que saber delegar, confiar en la gente y encontrar a las personas adecuadas.

¿Os chivan frases ingeniosas por el pinganillo?

No. ¡Ojalá! Pepe tiene el chascarrillo manchego, Jordi es más didáctico... Yo creo que somos complementarios.

¿Quiénes son tus favoritos para ganar MasterChef?

No te lo pienso decir.

¡Venga!

Me gusta Clara. Es muy fina cocinando. Le falta un poco de chispa pero me gusta cómo se mueve. Eva me encanta. Es muy loca, como yo, pero tiene chispa y es creativa. Tiene mano... Y me gusta Juan Manuel. Tiene la cocina popular muy metida dentro pero también confío en él.

¿Apuesta dos a uno a que gana una chica, entonces?

Bueno, José David es muy empollón y fotocopia perfectamente los platos de los grandes chefs... pero yo creo que le falta paladar y eso, para mí, es fundamental.

La audiencia echa de menos más clases de cocina...

Si quieres aprender a cocinar ponte Canal Cocina o el programa de Karlos Arguiñano. Si nos ponemos a dar clases de cocina, esto no hay quien lo aguante. Esto es otra cosa. Los concursantes tienen formación constante pero, a excepción de las masterclass de los chefs invitado, no aparece en pantalla...

Maribel encarna esa lucha entre la alta cocina y la cocina tradicional. Un debate que está en la calle...

El mismo que tengo yo con Pepe y Jordi, que se dedican a la alta cocina, mientras que yo hago catering. La alta cocina está muy bien cuando el cocinero es muy bueno pero no hay nada peor que una alta cocina mal hecha... ¡y eso abunda! Si pones un plato con cuatro cositas tiene que ser todo excelente.

En MasterChef apostáis por la alta cocina...

Sí pero tiene que estar bien hecha. Por eso un plato casero y bien elaborado de Maribel, aunque no esté tan bien presentado, si está rico, ganará siempre.

¿Quién cocina en casa?

Yo, desde luego, no. Me hago alguna cosita sana. Gazpacho, cremas de verduras... pero me encanta cenar fuera.

Estás a punto de publicar un libro. ¿Cuál nos recomiendas más, el tuyo o el de MasterChef?

¡Los dos! El mío sale el día 28... pero los dos son buenísimos.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter

Play Gastro #09: poesía, cenas secretas y lágrimas de cebolla (16/05/13)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?