Últimas noticias Hemeroteca

El PP teme un 'batacazo' en las europeas

Dirigentes del PP admiten su preocupación. Es el primer test al que se enfrenta Rajoy y creen que se pueden perder bastantes escaños por culpa de los datos del paro, los recortes y el 'caso Bárcenas'. Tratarán de combatir la impopularidad vendiendo que la recuperación económica ya ha comenzado

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedad, y el vicesecretario Javier Arenas, al inicio de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido /

En las filas populares ya hacen quinielas. Dan por hecho que Mayor Oreja no repite y que el presidente tendrá que hacer una crisis de Gobierno para buscar a su candidato y conformar las listas. Aseguran que ya hay codazos por formar parte de ellas.

No falta tanto. Es lo que dicen en el Partido Popular donde ya se ha activado la maquinaria de cara a las elecciones europeas que se celebran a finales de mayo de 2014. En las filas del PP se ha instalado cierto desánimo y creen que el castigo en las urnas puede ser terrible. Lo que más les intranquiliza es la reacción de sus propios votantes, saben que sus fieles están muy descontentos y que les va a costar mucho movilizarlos.

Los populares saben que es una cita importante porque va a ser el primer test real a su gestión desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa. Y a muchos cargos les preocupa el resultado. Piensan que se pueden perder varios escaños y son conscientes de que aunque se obtenga una victoria se empezará a realizar un duro examen del bipartidismo que augura un escenario complicado ante futuras convocatorias. En este sentido, los presidentes autonómicos y alcaldes del PP son los que más pendientes van a estar de los datos y si son muy malos, se activará la señal de alarma.

La elevada tasa de paro, los recortes y el 'caso Bárcenas' son los principales temas del desgaste de los conservadores. En todas las encuestas se observa como van ganando impopularidad y para combatirla piensan exhibir cifras económicas apuntando hacia la recuperación. Es a lo que se aferra Rajoy: a presentar un parte de indicadores que demuestre a los españoles que gracias a su gestión se está empezando a salir de la crisis. Pero es difícil que este mensaje cale y más aún cuando, como reconocen desde La Moncloa, en la calle todavía no se nota ningún cambio.

Cada vez que se habla de las elecciones europeas, dentro del PP empieza el baile de nombres. Todo el mundo da por hecho que Jaime Mayor Oreja no repetirá como candidato y que Rajoy hará una crisis de Gobierno para buscarle sustituto y conformar las listas. Pero, lo cierto, es que hay dirigentes interesados de sobra en estar dentro de ese reparto y cuentan que ya han comenzado los codazos. Muchos buscan nuevo destino y a poder ser bien lejos para no quemarse.

Cuando se mira hacia los ministros siempre se destacan tres nombres: el de Miguel Arias Cañete, el de Luis de Guindos y el de Ana Mato. Muchos piensan que el ministro de Agricultura será el elegido como número uno. Pero su nombre se baraja para varios cargos y no hay nada cerrado. Muchos le ven como futuro comisario pero para ello tampoco es necesario que esté dentro de las listas. Lo mismo que el ministro de Economía, al que también señalan para ocupar los mismos puestos aunque hay quien piensa que, dentro de esa remodelación, simplemente cambiará de cartera a la de Exteriores. Y para finalizar, entre todas estas quinielas, se dice que será entonces cuando la ministra de Sanidad dejará el Gobierno. Así no habrá nadie del Ejecutivo de Rajoy que se pueda vincular al caso Gürtel. "Quedará limpio de tacha", comentan algunos de sus compañeros, obviando claro que su presidente es el primero en estar bajo lupa por culpa del extesorero del partido.

Pero las europeas no tienen que afectar solo al Ejecutivo. Además puede acarrear cambios en el PP. Para muchos es la mejor salida que se le podría dar a Javier Arenas. Algunos apuntan que Esteban González Pons también podría hacer las maletas para convertirse en europarlamentario. Otros ven a Antonio López Istúriz, secretario general del Partido Popular Europeo, poniéndose al frente. Y muchos creen que el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, que ya no va a volver a presentarse, podría jugar varias cartas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?