Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

"Injusta" para Rajoy, "infame" para Aguirre

La semana en que hemos conocido la sentencia de Estrasburgo sobre la doctrina Parot ha estado protagonizada por un torrente de declaraciones

Una semana dura para el Gobierno y para el Partido Popular, así lo ha asegurado el vicesecretario general Esteban González Pons. Aguirre ha calificado la sentencia de "infame". La opinión del presidente del Gobierno llegó tres días después de la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Rajoy recurrió primero al mal tiempo para sortear las preguntas de los periodistas, se reunió después con dos colectivos de víctimas y finalmente, desde Bruselas, dio su opinión. "Es injusta y equivocada", dijo.

Poco más de una hora tardó el Gobierno en pronunciarse sobre la sentencia de Estrasburgo. Gallardón y Fernández Díaz comparecieron juntos, eso sí, más que para valorar el fallo, para lanzar varios mensajes dirigidos especialmente a las víctimas. El ministro de Justicia aseguraba que el Fiscal General del Estado le había trasladado su intención de estudiar en profundidad cada uno de los casos. "Son las consecuencias del cumplimiento doloroso de la sentencia", decía Gallardón en referencia a la salida inminente de algunos de los presos. Por su parte Fernández Díaz dejaba claro que el Ejecutivo no iba a permitir que presos que nunca se habían arrepentido de sus crímenes fuesen recibidos como héroes. Un día después salía de prisión la primera etarra, Inés del Río.

Desde la oposición, Partido Socialista e Izquierda Unida pedían el Gobierno el cumplimiento de la sentencia. Rubalcaba aseguraba que los suyos acataban la sentencia a la vez que exigían al Ejecutivo protección para las víctimas. En la misma línea se pronunciaba Rosa Díez que también reclamaba "amparo" para los afectados. Gaspar Llamazares, por su parte, arremetía contra aquellos que han construído una doctrina contraria a la legalidad "que después ha sido reprochada por la Unión Europea". "Es el varapalo de mayor proporción para el Gobierno y para la Justicia", sentenció el diputado.

Al presidente del Gobierno tardamos tres días en escucharle. Se escudó primero en la lluvia para sortear las preguntas de los periodistas. Fue en Bruselas donde Rajoy decidió dar su opinión al respecto subiendo el tono mantenido hasta entonces por su partido y por los miembros del Gobierno. El jefe del Ejecutivo calificó de "injusta y equivocada" la decisión del Tribunal. Mariano Rajoy rompía así con el argumento que hasta ahora ha usado para no valorar por ejemplo las novedades relacionadas con EL caso Bárcenas; el respeto a las decisiones judiciales.

La encargada de justificar las palabras del Presidente fue Soraya Sáenz de Santamaría que el viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros aseguraba que en este caso el Gobierno sí opina porque son cuestiones diferentes. Asegura la vicepresidenta que lo que no puede hacer ahora es posicionarse en contra de la que ha sido su propia tesis.

Óscar López: "Lo único que podemos hacer es acatar la sentencia y lamentar las consecuencias"

Aguirre: "Debemos evitar que esta sentencia infame humille a las víctimas y enaltezca a los asesinos"

Llamazares: "Sería una gravísima equivocación que el Tribunal de Derechos afeara a España detenciones ilegales"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?