Últimas noticias Hemeroteca

Pesadilla en la cocina de Top Chef

Bárbara Amorós, expulsada esta semana, reconoce que lo suyo no es el trabajo en equipo pero denuncia haberse sentido humillada por algunos compañeros

"A nivel profesional ha sido un gran aprendizaje pero a nivel personal me ha tocado mucho". /

La han puesto a cortar verduritas para que no moleste y luego han celebrado su salida como si de una Champions se tratara. La mezcla de buenos platos con una encomiable capacidad para soportar cuchilladas por la espalda ha convertido a Bárbara Amorós en la concursante que más juego está dando en la primera edición de Top Chef. Más de tres millones de espectadores (21 % del share) siguieron anoche el concurso de Antena 3. Un récord para el programa que, justo antes de la repesca y con la final a la vista, confirma su poder de seducción. La alta cocina sigue dando de comer al prime time.

¿Has visto el programa por la tele?

Sí.

¿Has disfrutado?

No, lo he pasado mal. Top Chef me pilló baja y fui haciéndome pequeñita. A nivel profesional ha sido un gran aprendizaje pero a nivel personal me ha tocado mucho. ¡Estaba hecha polvo!

Lo de que Begoña te quitara la botella de aceite...

Es un concurso. Es lo que tenía que hacer. Queda feo porque a mí me quita eso y a su amigo, solo la manzanilla. Pero ¿qué quieres que te diga? Da pena pero estábamos concursando y todo el mundo quería ganar.

Tu despedida ha sido muy emotiva.

Pues luego Chicote me dio otro abrazo de casi 10 minutos. ¡Se me hizo hasta largo! [Risas]

Estudiaste cocina en la escuela Le Cordon Bleu de París. No está nada mal...

Con 14 años decidí que la cocina era mi pasión y me fui a estudiar Francia, con la suerte de poder entrar en Le Cordon Bleu. Después me quedé trabajando en la escuela y pasé por varios hoteles. Entre ellos, el Luis XIII, que tenía tres estrellas Michelin.

¡Poca broma!

También he trabajado en Londres o Nueva York y, en Madrid, he dado clases en la Escuela Telva. Fui jefa de cocina del catering Medems y he trabajado como estilista gastronómica para cine y publicidad....

¡¿Cine?!

Películas españolas, sobre todo, pero también estuve en una comedia italiana protagonizada por Paula Vázquez, casualmente.

¿Por qué te apuntaste a Top Chef?

Cuando volví a Valencia, para abrir el restaurante del Oceanográfico, me enamoré. Quise ser madre y disfrutarlo, y eso significó que la cocina pasara a un segundo plano. Pensé que Top Chef me serviría para ponerme al día y darme a conocer. Me da pena que no se haya visto lo gran cocinera que soy pero, si te fijas, cuando estaba sola siempre superaba las pruebas. Mis platos sabían mejor...

¡El quinto puesto no está nada mal!

Y no ha sido de chiripa, como dicen algunos. Javier [Estévez] ha pasado por dos eliminatorias. Yo he pasado por cinco y he ganado cuatro frente a grandes cocineros. A mis compañeros les daba rabia porque, sin tener su técnica, preparaba cosas ricas. ¡Yo he recorrido Indonesia, Colombia, Venezuela, México o EE UU, y tengo muchos sabores en la cabeza!

Pero los problemas que has tenido en Top Chef no se deben tanto a errores de cocina como a problemas para trabajar en equipo...

Siempre me cogían la última y luego me trataban como a una pinche. Pero bueno, a la hora de pensar los menús no me callaba. Les bombardeaba con ideas. Por eso dicen que soy tan habladora.

¿Has aprendido algo, en lo que se refiere al trabajo en equipo?

He sido muy sumisa y, cuando ha hecho falta, me he comportado como una pinche. ¡Eso también es hacer equipo! Pero bueno, cuando en los castings me preguntaron cómo me veía trabajando en grupo, les dije que mal.

¿Y eso?

Siempre he trabajado con hombres y se respiraba mucho machismo. Te daban cachetes, te decían que las mujeres, a casa a criar niños...

Begoña no está teniendo esos problemas. Si la explicación es el machismo...

¡No, no! Lo decía para explicar por qué no me gusta trabajar en equipo. Yo prefiero estar sola y mandar. Pero bueno, considero que en Top Chef trabajé bien. El problema fue la hostilidad de mis compañeros. A la mínima me gritaban y me reñían...

¿Cuál es el mejor plato que has cocinado en Top Chef?

El trampantojo de noodles, el cuscús con lomo y aceite aromático... ¡El taco mexicano de pollo y chocolate también estaba buenísimo! Si repasas mis recetas en la web te darás cuenta de que son muy buenas.

La madre de Chicote susurraba que te lo curras mucho...

¡Es que me muevo muy bien, en la cocina! Trabajar bajo presión tiene mucho mérito. Yo nunca había vivido tanto estrés como en las pruebas.

¿Le estás sacando partido económico a la fama?

Profesionalmente he aprendido y evolucionado mucho y, además, me está llamando gente interesada en cursos o en servicios de catering, sí. Pero, más allá del dinero, la gente está siendo muy cariñosa conmigo. Recibo mucho apoyo.

¿Volverías a entrar en Top Chef?

Sí. Me ha encantado convivir con Chicote, Susi Díaz y Ángel León, y adoro la televisión. Me he sentido muy identificada con el buen rollo de la gente que trabaja detrás de las cámaras. En Top Chef trabajábamos bajo presión y luego descansábamos muy poco. Por eso, a lo mejor, se creó ese ambiente hostil, especialmente hacia mí. Pero grabar en exteriores o conocer a chefs como David de Jorge, Karlos Arguiñano o Diego Guerrero ha sido fantástico.

¿No crees que Ángel León sale muy poco?

Puede parecer que Susi y él juegan un papel muy secundario pero lo cierto es que estuvieron muy presentes. Por la tele se ven dos o tres frases pero ellos podían pasarse media hora criticando un plato y de esas cosas he aprendido mucho.

Tu rol televisivo recuerda al de Maribel en MasterChef...

Yo siempre decía que me iban a comparar con la de la alcachofa pero pensaba que sería por la edad porque soy más mayor que los demás. Yo tengo 44 y la mayoría son treintañeros. Pero bueno, tengo más recursos culinarios que Maribel. Y si la comparación viene por el cariño del público, no me importa, claro.

¿Quién crees que puede ganar Top Chef?

Javier y Begoña son buenos candidatos...

Antonio Arrabal no es el que mejor te cae pero está cocinando muy bien. Suyo ha sido el mejor plato de las madres...

¡Para nada! Cuando es el capitán, su equipo siempre pierde. Y el día de las madres no hubo ningún plato bueno, créeme.

¿Hoy por hoy te irías a comer con cualquier concursante de Top Chef?

Con algunos no tengo muchas ganas, la verdad. Hubo muchas broncas y humillaciones que no han salido. Lo he pasado verdaderamente mal. Algunos compañeros han conseguido que Top Chef se convierta en una pesadilla en la cocina, para mí. ¡Celebraron mi salida gritando de alegría! ¿Cómo les voy a dar dos besos? Yo le dije a mi madre que no podía más, que me quería ir.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter | Opinión gastronómica, en Tinta de Calamar | Blog de Recetas

Gastropantallas: entrevista a Susi Díaz, jurado de Top Chef

Gastropantallas: ¿Quién ganará Top Chef?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?