Últimas noticias Hemeroteca

La oposición insta a mantener la presión sobre el presidente en Ucrania

La plaza de Kiev se desborda para pedir la dimisión del presidente ucraniano, un lugar lleno de tiendas de campaña como símbolo de presión

Los ciudadanos ucranianos protestan con la boca atada recorriendo los alrededores de la Plaza de la Independencia en Kiev /

Los líderes de la oposición ucraniana han instado a los cientos de miles de manifestantes proeuropeos, que se han congregado este domingo en Kiev, a que mantengan la presión sobre el presidente, Viktor Yanukovich, para conseguir la dimisión del Gobierno. Con ello pretenden evitar un acercamiento a Rusia. Además, un grupo de manifestantes han derribado una estatua de Lenin situada en Kiev.

Los manifestantes, concentrados en la Plaza de la Independencia, rechazan la decisión del Gobierno de no firmar el Acuerdo de Asociación negociado con la UE para, en su lugar, dar un giro prorruso a la política exterior y comercial de Ucrania. La oposición acusa al presidente (que se reunió con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el pasado viernes) de intentar introducir a Ucrania en una unión aduanera encabezada por Rusia.

La manifestación de este domingo marca un punto álgido en este conflicto que comenzó hace varias semanas. Vitali Klitschko, boxeador convertido en líder político opositor, ha afirmado que este "es un momento decisivo". "Todos los ucranianos se han reunido aquí porque no quieren vivir en un país dominado por la corrupción y donde no hay justicia", ha declarado.

Por su parte, la líder opositora y ex primera ministra Yulia Timoshenko, que se encuentra en prisión, ha hecho una advertencia a través de un mensaje leído por su hija Yevgenia: "Estamos en el filo de la navaja, a punto de sumergirnos en una dictadura cruel o de volver a la comunidad europea". A su juicio, "hay bastantes más posibilidades de acabar en una dictadura medieval".

Evitar enfrentamientos

El líder nacionalista de extrema derecha Oleh Tiahnibok ha preguntado a la multitud si desea estar "bajo el yugo de Moscú", a lo que esta ha gritado "¡no!". A la pregunta de si querían "volver a Europa", los manifestantes han contestado "¡sí!".

Klitschko les ha asegurado que conseguirán su objetivo, aunque ha insistido en la necesidad de usar medios pacíficos. El fin de semana pasado, la Policía antidisturbios golpeó a manifestantes y periodistas. "No queremos que nos callen con la porra de un policía", ha dicho el político.

En este contexto, ha pedido que se castigue a los agentes que reprimieron a los manifestantes, que los presos políticos sean liberados, que el Gobierno del primer ministro Mikola Azarov dimita y que se adelanten las elecciones presidenciales y legislativas.

Pero ya se han producido algunos comporatmientos violentos. El monumento al revolucionario soviético Vladimir Lenin ubicado en el bulevar Shevchenko de Kiev ha sido derribado este domingo en torno a las 18.00 horas por un grupo de manifestantes al grito de "¡Yanukovich es el siguiente!", según informa el diario 'Kyiv Post' en su edición digital.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha emplazado A Yanukovich a respetar las libertades civiles durante las masivas movilizaciones de la oposición y a buscar una solución a la crisis política que vive su país.

Protestas en Kiev para pedir la dimisión del presidente ucraniano

Miles de personas inician el bloqueo de edificios oficiales

Mientras, casi 5.000 agentes de policía velan por el orden público en el centro de la capital del país, informó el Ministerio de Interior ucraniano. Tanto la Policía de Kiev como la oposición han advertido a los congregados sobre la alta probabilidad de que se produzcan provocaciones violentas durante la jornada de este domingo.

Los ultranacionalistas del partido opositor Svoboda levantaron barricadas en los accesos viarios a la sede del Gobierno de Ucrania, cuya entrada principal ya habían bloqueado desde el pasado domingo.

El partido opositor Batkivshina (Patria), liderado desde la cárcel por la exprimera ministra Yulia Timoshenko, ha denunciado en un comunicado que las autoridades tienen intención de usar a cerca de mil saboteadores a sueldo para provocar desordenes públicos en el 'Euromaidán' y obtener así el pretexto para declarar el estado de excepción en la ciudad.

A poco más de un kilómetro de la 'Marcha del Millón', frente a la sede de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, alrededor de 3.000 personas llegadas también de todo el país han iniciado una acción de apoyo a Yanukóvich y a su Partido de las Regiones.

Pulso en la calle al gobierno de Ucrania

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?