Sociedad

España es el segundo país de Europa con los precios más altos de ADSL

Un estudio de la Comisión Europea asegura que el 66% de los ciudadanos no sabe qué velocidad está contratando

España es el segundo país de Europa con los precios más altos de ADSL(Getty Images)

La oferta más barata que se puede encontrar en nuestro país es de 38,7 euros al mes por un máximo de 30 megas, mientras que en Reino Unido la oferta de banda ancha más barata cuesta 18,11 euros

Un estudio de la Comisión Europea sitúa a España como el segundo país con precios más altos en el acceso a internet de toda Europa, el precio para la banda ancha fija con una velocidad de 12 a 13 megas por segundo cuesta 38,7 euros. El único país que se sitúa por encima es Chipre, con un precio para el mismo servicio de 46,2.

Más información

El tercer país de la lista es Irlanda con un precio mínimo de 31,4 euros. Entre los países con el precio más bajo se encuentra Lituania, con ofertas a partir de 10,3 euros, Rumania, a partir de 11,2 euros y Letonia, con 14,6 euros.

Mientras que en las grandes potencias europeas en algunos casos llega a ser un 50% más barato que en España, como por ejemplo en Reino Unido con precios a partir de 18,11 euros, Francia 25,28 euros y Alemania con 20,09 euros. Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión y responsable de Telecomunicaciones señaló en un comunicado que "no existe un mercado único de Internet, y eso tiene que cambiar. Nada justifica que una persona tenga que pagar más de cuatro veces más que otra en Europa por la misma banda ancha".

Este estudio también destaca la diferencia de precios entre la oferta más barata y la más cara de cada país. Polonia encabeza esa lista donde las ofertas van de 20 euros hasta los 180. España no sale muy mal parada puesto que la horquilla entre la conexión más barata y la más cara no es muy amplia, va de 38,7 euros a 62 euros.

Bruselas ha publicado otro informe, en el que aseguran que los consumidores europeos sólo obtienen, de media, el 75% de la velocidad contratada y además solo el 66% de los ciudadanos no sabe qué velocidad está contratando. España se sitúa en la media con la UE en lo que se refiere al cable, pero cuando en ADSL se queda ligeramente por debajo.

Kroes asegura que la brecha entre las velocidades anunciadas y las reales sigue siendo tan grande como en 2012 y concluye que "ha llegado el momento de que las empresas hagan un esfuerzo común para encontrar mejores maneras de publicitar y explicar sus productos. Esa es la reacción que espero susciten esas conclusiones". Además la vicepresidenta ha propuesto una serie de medidas que se votarán la semana que viene en el Parlamento europeo para intentar acabar con la diferencia abismal de precios entre estados miembro.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00