Sábado, 24 de Septiembre de 2022

Otras localidades

INMIGRACIÓN

La Guardia Civil usa un extintor y aerosoles para expulsar a inmigrantes en Melilla

Unos 150 subsaharianos han sido devueltos a Marruecos después de permanecer seis horas en la valla. Doce agentes heridos, según la Delegación del Gobierno

Un total de 150 inmigrantes subsaharianos han sido devueltos a Marruecos por parte de la Guardia Civil después de un nuevo salto a la valla de melilla para intentar entrar en la ciudad autónoma. Formaban parte de un grupo de alrededor de 500, de los cuales, 140 lograron entrar. Se han producido graves altercados entre los inmigrantes y los agentes, que han dejado varios heridos de diferente consideración.

Más información

Enfrentamientos entre la Guardia Civil y los inmigrantes en la valla de Melilla / En el intento de cruzar han participado cerca de 500 personas en torno a las seis de la mañana. Unas 150 personas que no han logrado su objetivo han permanecido encaramados a la valla durante más de seis horas, aunque finalmente se han bajado debido a la fuerte presencia policial y han sido entregados a las autoridades de Marruecos. Durante el salto, un centenar han resultado heridos y han sido atendidos por los servicios de Cruz Roja. / ATLAS

Después de llegar a la valla de Melilla, un grupo de 150 inmigrantes se ha encaramado a la misma llegando a permanecer en ella hasta seis horas, después de las cuales han sido devueltos a la zona marroquí por parte de la Guardia Civil. Anlgunos de los subsaharianos que se encontraban en la zona más alta han sido desenganchados de la misma por agentes antidisturbios después de un tenso enfrentamiento.

Los encaramados a la valla se han enfrentando "abiertamente", según la Delegación de Gobierno, a los efectivos de la Guardia Civil e incluso en algunos casos han llegado a prender fuego a parte del ropaje que vestían para lanzarlo contra los agentes. A uno de los agentes, que estaba subido a una escalera, le han arrebatado la porra y a otro también el casco, lo que ha motivado una respuesta contra los inmigrantes, a algunos de los cuales se les ha rociado con un aerosol de pimienta e incluso han intentado repelerlos con extintores. El objetivo de esta medida era evitar que los subsaharianos se desplazaran por la valla apoyados en los flejes, un elemento que el Gobierno ha ordenado retirar porque ayuda a estas personas en su propósito de entrar a Melilla.

Algunos de los inmigrantes han sido atendidos a pie de valla por ambulancias de Cruz Roja y cinco de ellos, adultos en todos los casos, han sido trasladados al hospital comarcal. Uno de ellos sufre traumatismo en una pierna aunque sin fractura, y ha sido ya dado de alta, y otros cuatro sufren contusiones y lesiones leves y serán dados de alta en breve. Por su parte, la Delegación de Gobierno informa de doce agentes heridos. Tres de ellos padecen lesiones de mayor consideración, ya que uno presenta multicontusiones, mientras que los otros dos sufren una lesión "grave" en el brazo, aunque no se especifica de qué tipo. El resto de guardias civiles heridos presentan contusiones y lesiones de carácter leve.

Interior acusa a los inmigrantes de Melilla de simular lesiones y de lanzar ropa ardiendo a la Guardia Civil

El Ministerio del Interior ha denunciado la actitud "beligerante" que muestran los inmigrantes en sus intentos de acceder a Melilla. Mientras unos simulan sufrir espasmos, pérdidas de conocimiento o contusiones, otros han atacado este jueves a los guardias civiles de la valla fronteriza lanzándoles prendas envueltas en llamas. Según informan a la agencia Europa Press fuentes de Interior, los inmigrantes han puesto en marcha nuevas formas de presión y tácticas de diversa naturaleza con el objeto de forzar su entrada a territorio español. Es habitual que primero se agrupen, para después disolverse y provocar que la eficacia de las Fuerzas de Seguridad se diversifique.

Además, según las fuentes consultadas, simulan sufrir heridas que luego no se corresponden con los diagnósticos médicos. En la mayoría de los casos, se trata de lesiones leves o hipotermia como consecuencia de las largas horas que han permanecido encaramados en la valla, a más de seis metros de altura. Tras encaramarse en lo alto de la verja, se niegan a bajar y se enfrentan "abiertamente" a los agentes del Instituto Armado. En el asalto de este jueves, varios inmigrantes han conseguido quitarle una defensa a un miembro de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y han intentado golpearle con ella.

Además, han quemado parte de la ropa que llevaban puesta para lanzársela en llamas a los guardias civiles desplegados en la valla. Durante el salto masivo, doce agentes han sufrido lesiones y tres han requerido asistencia médica. Uno ha registrado multicontusiones tras caerle un subsahariano encima y otros dos presentan lesiones graves en un brazo. Por su parte, cinco inmigrantes han resultado heridos con contusiones leves -uno con contusión sin fractura en una pierna, dos con fractura en el tobillo y otro con una fractura bilateral del calcaneo-. Todos han sido dados de alta y conducidos al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?