Últimas noticias Hemeroteca

Vacaciones sin niños

Los complejos hoteleros destinados sólo a adultos son un segmento turístico que está creciendo en nuestro país en plena crisis

Los hoteles destinados sólo a adultos son un segmento turístico que está creciendo en nuestro país en plena crisis. En España el primer hotel que no admitía niños abrió sus puertas hace menos de una década, hoy se cuentan por decenas. Además, a la oferta hotelera, se han sumado alojamientos rurales, complejos de apartamentos y balnearios que apuestan por el cliente adulto.

La primera web especializada en establecimientos hoteleros para adultos, Adults-only-holidays.com , se creó en 2011. Esta página ofrece en la actualidad unos 280 hoteles en todo el mundo, más de 60 en territorio español, principalmente en Baleares y Canarias que es donde se concentra la mayor oferta.

Francisca Herms, directora comercial de la web, dibuja el perfil del cliente de estos establecimientos como una pareja de más de 35 años, de nivel medio o medio alto que busca tranquilidad o una escapada romántica. El director de márketing de Hoteles Barceló, Antonio Bauzá, añade que no se trata de personas que odien a los niños o los quieran discriminar ya que en la mayoría de los casos los clientes dejan a sus propios hijos para hacer una escapada de tres o cuatro noches.

Las grandes cadenas hoteleras se han lanzado a la captación de este tipo de clientes y casi todas cuentan con algunos establecimientos en los que no se admiten niños. En algunos casos lo que han hecho es destinar zonas del hotel, áreas red level, donde sólo pueden estar y alojarse adultos.

Antonio Bauzá nos cuenta que en el año 2011 Barceló Hoteles aprovechó la reforma de un hotel que hasta entonces estaba dirigido al turismo familiar para entrar en este segmento. "Era una apuesta arriesgada", explica, "porque descartábamos al cliente que hasta ese momento había ido a ese establecimiento".

Los resultados han demostrado, tres años después, que fue un acierto y Barceló ya cuenta con seis hoteles sólo para adultos. Además de la tranquilidad, sobre todo en las zonas de piscina, solarium y comedor, estos establecimientos acostumbran a ofrecer otros servicios valorados por los mayores como spa, masajes, tratamientos de belleza, restaurantes gastronómicos, etc.

Británicos, alemanes y nórdicos son los principales clientes de estos hoteles sin niños. Los españoles, aseguran fuentes del sector, van entrando poco a poco aunque aquí aún hay una parte de la población que no acaba de ver con buenos ojos eso de prohibir la entrada de niños en estos establecimientos.

En cualquier caso, se trata de una tendencia que está creciendo no sólo en el sector de la hostelería. Los cruceros sin niños es otra de las alternativas de vacaciones para adultos que se empiezan a cotizar. En el transporte aéreo ya hay tres compañías asiáticas que ofrecen, pagando más, la posibilidad de ocupar asientos alejados de los niños.

En España lo más nuevo es el vagón silencioso que RENFE dispondrá en algunos recorrido en AVE a partir del próximo mes de julio. La compañía todavía no ha precisado si en ese vagón sin ruidos se limitarán a prohibir el uso del móvil o también limitarán la edad de los usuarios.

Hoteles sin niños

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?