Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"La madre, encantadísima. Su niño quería puré de sonrisa todo el rato"

La madrileña Ángela Villarejo no no es cocinera profesional, pero en su blog Recetín lleva publicados más de 5.000 platos pensados para gustar a los niños

Ángela Villarejo, en la oficina de Socialmood, posando para la SER con un ejemplar de su libro. /

Mucho antes de que MasterChef Junior se convirtiera en tema habitual de conversación en los patios de colegio, Ángela Villarejo (Madrid, 1982) pensó que, ante la basta oferta de blogs de cocina, quizás sería una buena idea especializarse en platos para niños, y creó Recetín.

Seis años y más de 5.000 recetas después, lo que empezó siendo un blog se ha convertido en un libro que incluye cuatro propuestas de menú semanal por cada estación del año: croquetas de lentejas, piruletas de kiwi, sopa de pera, erizos de uva, batido de Oreo

“En Facebook tenemos 90.000 seguidores, casi todo mamás”, cuenta la chef de Recetín. “Un día pusimos un puré verdura al que luego le dibujamos ojos, nariz y sonrisa con quesitos, y me escribió una madre encantadísima para decirme que su niño se lo había comido superbién y que ahora quería puré de sonrisa todo el rato”.

Villarejo no se dedica a la hostelería, es socia directora de una agencia de marketing de contenidos (Socialmood), pero no duda en declararse friki de la cocina: “No tengo hijos ni sobrinos pero mi padre era cocinero y yo era su pinche, siempre estaba cotilleando”.

¿Cuestión genética, entonces? “Mis padres cocinaban muy bien, pero no se lo curraban tanto”, responde la autora. “¡Y tampoco es tan difícil! Solo hay que ponerle cariño y darle un enfoque distinto”.

Unos palillos, un par de salchichas, pan, queso... ¡y mucha creatividad! / A. V.

La newsletter semanal de Recetín incluye una propuesta de menú y con el libro se han propuesto seguir siendo útiles. “Buscábamos que fuese un libro de ayuda para mamás primerizas que no saben qué hacer o que al final recurren siempre a la pizza”, dice Villarejo.

“Y se pueden hacer pizzas mucho más saludables, con verduras”, añade. “El calabacín, por ejemplo, es complicado que a los niños les guste porque lo ven muy verde. Pero si lo adornas con salsa de tomate casera, queso y jamón de york o atún, y luego lo metes en el horno, es como si fuera una pizza”.

Villarejo opina que iniciativas como MasterChef Junior y Recetín son compatibles y complementarias. “Si los niños experimentan con la cocina, aprenden a valorar los alimentos”, señala. “Pero no nos podemos olvidar de que son niños. Pueden cocinar y hacer mil cosas, pero si eso se convierte en una rutina una obligación, es peligroso".

La autora de Recetín (Plataforma, 2014) asegura que los postres siempre triunfan, pero confiesa que su receta preferida es una que vio entre los libros de sus padre: el coulant de pulpo. “Lleva una base de puré de patata y yema de huevo. Lo tapas con puré de patata, encima pones el pulpo, pimentón y sal Maldon, y al horno. Me encanta hacerla y ¡siempre funciona! ”, dice.

“La cuestión es hacer cosas que llamen la atención y que estén ricas. ¡No tienen por qué engordar!”, añade Villarejo. El libro cuenta además con el aval de la nutricionista Marina Llobet, quien se ha encargado de validar las combinaciones de los menús y su aporte calórico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?