Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El cabecilla de Acuamed fulminó a seis directores por no plegarse a los amaños

Seis directores de obras en distintas comunidades fueron despedidos y apartados de la empresa pública por negarse a cumplir las irregularidades acordadas por el director de Acuamed, Arcadio Mateo, y los presuntos comisionistas, entre ellos ACCIONA y el empresario Nicolás Steeigmaan

Según se desprende del sumario, Arcadio Mateo despedía o apartaba a los directivos díscolos con sus amaños /

En un informe de la Guardia Civil incorporado al sumario del caso, al que ha tenido acceso la Cadena SER, los agentes de la UCO analizan cómo el máximo responsable Arcadio Mateo despedía o apartaba a los directivos díscolos con sus amaños. Los responsables de los contratos investigados "que no cumplían con los deseos caprichosos del director general de Acuamed, Arcadio Mateo, eran "despedidos o relegados a puestos de trabajo vacíos de contenido".

Así ocurrió con el denunciante del caso Acuamed y entonces director de Ingeniería y Construcción desde marzo de 2013 hasta abril de 2014. Francisco Valiente informó al Consejo de Administración de Acuamed de las irregularidades y luego fue defenestrado.

La responsable de la Gerencia Territorial de Cataluña corrió la misma suerte. Gabriela Ballesteros trabajó para Acuamed desde mayo de 2003 hasta su despido en 2015. Ballesteros sufrió presiones de Arcadio Mateo para recibir la obra de la presa del río Serpis sin estar finalizada y para aceptar unas mediciones manifiestamente falsas a favor del empresario Nicolás Steiggmann, acusado de pagar mordidas y quien tuvo que pagar 600.000 euros de fianza para salir de prisión.

El director de Obra del contrato investigado de la presa del río Serpis, José San Francisco, "sufrió presiones para recibir la obra sin estar finalizada" y a favor también del comisionista Steigmann. El 30 de junio de 2014 fue despedido. Tres meses más tarde, en septiembre de 2014, Arcadio Mateo aprobaba la liquidación final de la obra amañada.

La directora de las Obras de descontaminación del Embalse de Flix, Azahara Peralta, también acabó en la calle. Según los agentes, "su despido obedeció a su oposición y firmes negativas a las presiones ejercidas por Gabriela Mañueco, mano derecha de Arcadio Mateo. Ésta le llegó a pedir llegar a acuerdos económicos con el contratista de la obra. Un amaño que se cerró "una semana antes de su despido".

Las irregularidades con Acciona acabaron con David Soriano al frente de la dirección de la obra en la desaladora de Torrevieja. La Guardia Civil es explícita en su informe. "Fue cesado por no cumplir con los pactos alcanzados con Acciona por Arcadio Mateo". Apartado el director de la obra, la liquidación final superaba en más de 13 millones de euros la certificación final.

Y un cargo más. Ramón Jiménez, "relegado de su labor en setiembre del año 2015 tras quejarse Nicolás Steegmann a Arcadio Mateo". Para el comisionista, Jiménez era "un obstáculo para la consecución de la planificación orquestada entre ambos".

"Un obstáculo para los planes"

Una vez liquidados, Arcadio Mateo se rodeó de tres directores fieles. Por un lado, gabriela Mañueco, "plenamente leal" y que tras sustituir al denunciante Francisco Valiente, "constituye el nexo de unión entre la Dirección General de la empresa ública y el equipo de trabajo que dirige la obra directamente". Mañueco "promueve, idea e imparte las instrucciones necesarias para confeccionar artificialmente" los documentos técnicos y jurídicos necesarios. A las órdenes de Arcadio Mateo estaban también Francisco Javier Gómez, responsable de contratación, totalmente ligado a la operativa,;y Pablo Martín Mira, el responsable de las oficinas de Acuamed en Valencia. Junto a Arcadio Mateo los cuatro suponen el núcleo duro de la investigación inicial de la UCO.

Bajo el foco de la instrucción están seis grandes contratos como la UTE en las obras de la presa del rio Serpis; la desaladora de bajo Almanzora y la descontaminación en el embalse de Flix con FCC; y con Acciona la desaladora de Torrevieja. Por señalar una cifra, sólo el empresario Nicolás Steegmaan se llevó, dice la UCO, cerca de 2 millones de euros por liquidar trabajos a Acumed.

Acuamed tiene un capital público de 1.610 millones de euros, totalmente suscrita al Estado y que ejecuta obras hidraúlicas en las cuencas hidrográficas del Segura, Ebro, cuenta mediterránea andaluza y cuentas internas catalanas. Su administración corresponde a los cargos públicos del Ministerio de Agricultura, Hacienda y presidida por el Secretario de Estado de Medio Ambiente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?