Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

González dice que el 'caso ático' ha destruido su carrera profesional y política

El expresidente de la Comunidad de Madrid entregó hace dos días un escrito en el juzgado de Estepona en el que carga contra la policía y la prensa por este caso

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González a su salida del Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona (Málaga) /

El expresidente de la Comunidad de Madrid, ignacio González, ha pedido a la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona, Isabel Conejo, que dicte el sobreseimiento libre para él y su mujer, Lourdes Cavero, por el "caso Ático" y eso que él mismo reconoce que "falta todavía el resultado de las comisiones rogatorias pedidas a EEUU y Panamá".

Ignacio González acusa a la prensa,  a la policía y al Juzgado que lleva el caso de haberle destruido personal y profesionalmente. "Todas las informaciones vertidas, informaciones tendenciosas a la postre, que se han demostrado falsas o especulativas pero han mantenido viva una investigación que sin perjuicio de su resultado final, han provocado la destrucción profesional y polñitica del Sr González", dice el escrito al que ha tenido acceso la cadena SER y que su abogado presentó en el Juzgado de Estepona, que instruye el sumario por la compra por parte del matrimonio de un ático en Marbella.

El expresidente de la comunidad de Madrid carga duramente contra el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y contra el comisario Villarejo. "Todo este proceso no obedece más que, a una investigación prospectiva propiciada iniciamente, por el SUP como consecuencia de una reacción corporativista ante la incoacción de dos expedientes administrativos a uno de sus afiliados, Agapito Hermes de Dios, a la sazón Comisario de Policía destinado en Marbella".

Del comisario Villarejo, autor de una grabación que recoge una conversación de él con González, el expresidente recoge unos artículos publicados por el diario "El País" en el que se analizaba su presunto "capital inmobiliario y societario" y le acusa de "su implicación en asuntos de turbio contenido político, sin que conste otras actuaciones profesionales de interés público que aquellas donde se ventilam cuestiones político- económicas de envergadura, lo que enlaza con la descubierta sospechosa posición económica del funcionario público, que con un sueldo amasó, una fortuna incomensurable".

González insiste además en que existe un "desmedido interés en mantener abierta una instrucción que desde el inicio, aparenta tener un carácter claramente prospectivo e inquisitorial" y por eso advierte al Juzgado que "no puede ni debe aceptar que se manipule una instrucción de un modo tan burdo". De hecho en este escrito de 17 páginas se carga también contra las dos magistradas que han llevado esta causa por confundir datos, habiendo dado apoyo a una "causa general inquisitorial".

González recuerda además una errata tipográfica que hubó en el nombre de una de las empresas extranjeras investigadas (Walford por Waltfort), asegurando que se ha producido una "manipulación de datos" para vincular la compra de la casa con Panamá y relacionarle a él y a su esposa con sociedades off shore a pesar de que la compra de la casa se hizo con transferencias bancarias y pagando impuestos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?