Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Fillon, el favorito de la derecha francesa, aspira a cortar las alas a Le Pen

En un muy fragmentado panorama político, el nuevo favorito de los Republicanos, con un programa clásico y duro de derechas pero exento de odio y racismo, podría cortar las alas a la candidata ultraderechista, Marine Le Pen.

Alain Juppe (izquierda) y Francois Fillon (derecha). / ()

Los conservadores franceses han demostrado que no quieren medias tintas. Y que no solo han votado en las primarias para frenar a Nicolas Sarkozy. Francois Fillon ha obtenido el 44% de los sufragios, 16 puntos por encima de su rival Alain Juppé, el que hasta el domingo era el favorito para los sondeos y periodistas.

El que fuera primer ministro de Sarkozy durante cinco años combina un proyecto de sociedad de valores muy conservadores y cristianos con una idea Gaulista de la política exterior. Francois Fillon no es un entusiasta europeo. En su día votó en contra del Tratado de Maastricht y ahora quiere retirar poderes a la Comisión Europea para devolvérselo a los gobiernos, algo que no ha explicado cómo podrá hacerse sin reformar los Tratados. Promueve además un acercamiento hacia Putin.

Casado desde hace 36 años con la misma mujer ( británica) con la que tiene cinco hijos, Fillon no ha ocultado que le horroriza el aborto, pero ha asegurado que mantendrá este derecho para las mujeres.

Opuesto a la ley del matrimonio homosexual que aprobó el Gobierno socialista, retrocederá los derechos de los gais para que no puedan adoptar hijos.

En el aspecto económico Fillon tiene uno de los programas más clásicos de derecha liberal de los noventa: reducción del pesado Estado francés con recortes de cien mil millones; supresión de medio millón de funcionarios, menos impuestos para las empresas, recorte de las ayudas sociales y aumento de la semana laboral. El cambio climático y la revolución digital apenas se mencionan en su programa.

Lo único extravagante en este hombre tan serio y previsible que es Fillon es su locura por la velocidad y las carreras automovilísticas, lo que tal vez se puede explicar porque procede del departamento del Sarthe, donde se ubica el emblemático circuito de Le Mans.

Si el próximo domingo se impone a Alain Juppé, su rival más centrista, Fillon se convertirá probablemente en el político que se enfrente en junio a Le Pen, en la segunda vuelta de las presidenciales. Dada la fragmentación de la izquierda francesa ( con al menos un candidato comunista, otro ecologista, el que decida en primarias el Partido Socialista y la del más centrista Emmanuel Macron) es muy improbable que el otro aspirante supere en votos al de la derecha clásica en la primera vuelta de abril.

Si Fillon se impone finalmente el domingo a Juppé y quiere frenar la carrera de Le Pen, tendrá que convencer también a todos aquéllos que se sienten “olvidados” de los poderes públicos y o “perdedores de la globalización”. Hasta ahora el que Sarkozy llamaba en privado “pobrecillo”, sólo se ha dirigido a los votantes tradicionales de la derecha. Fillon dijo que los franceses le habían “clamado su voluntad de cambio para terminar con un sistema burocrático que rompe sus energías , le habían reclamado también autoridad y su deseo de ser respetados como franceses”. Mi proyecto, dijo luego, “desencadenará una nueva esperanza”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?