Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Encuentran los restos de tres 'vampiros' mutilados durante la Edad Media

Los cadáveres de las tres personas han aparecido decapitados y desmembrados en un cementerio de Gorzyca, en Polonia

Los restos de los cadáveres del cementerio polaco. /

Un grupo de arqueólogos ha encontrado en Gorzyca, Polonia, los restos de tres personas que fueron tratadas como 'vampiros' a lo largo de la Edad Media. Estos restos muestran cómo los cuerpos fueron sometidos a la decapitación y a diversas mutilaciones para evitar que estas tres personas se levantaran de las tumbas, ya que, según la cultura popular, podían volver a la vida en forma de 'vampiro'.

Tal y como ha explicado el grupo de investigadores al International Business Times, estas tres tumbas, que se han encontrado alineadas de este a oeste en el cementerio de la ciudad polaca, se habrían excavado entre los siglos XIII y XIV.

Según ha afirmado la arqueóloga Lesley Gregoricka, muchos de los 'vampiros' enterrados eran en realidad víctimas del cólera: "Se creía que la primera persona que moría de un brote de una enfermedad infecciosa tenía más probabilidades de regresar de entre los muertos como vampiro".

Cuerpos decapitados y desmembrados

Según los investigadores, estos tres cuerpos sufrieron decapitaciones. Además de ello, también se han registrado punciones profundas en la columna vertebral y el desmembramiento de brazos y piernas.

Pese a que el pueblo consideró que estas tres personas eran 'vampiros', realmente no eran más que dos hombres y una mujer aquejados de diversos problemas de salud. No obstante, dado a su aspecto atípico, provocado por sus enfermedades, los habitantes de la ciudad decidieron acabar con las vidas de estas personas y enterrarlas.

La cabeza de uno de los cuerpos entre dos piedras. / Krzysztof Soch

Eran tres personas con problemas de salud

Según han confirmado los arqueólogos, la mujer pudo haber padecido cifosis. La cifosis es una curvatura en la columna que provoca el arqueamiento de la espalda, lo que deriva en una postura jorobada, lo que provocó su asesinato. Dado que la sociedad pudo llegar a pensar que se trataba de un vampiro, la mujer fue enterrada boca abajo y con las rodillas rotas, un ritmo muy común en el entierro de los vampiros.

El segundo de los cuerpos, en esta ocasión de un hombre, también pudo sufrir cifosis a lo largo de su vida, por lo que, al igual que la mujer, también fue enterrado de una forma poco ortodoxa. Mientras tanto, se desconoce el problema de salud del tercer cuerpo. No obstante, tras la excavación, se descubrió que el cuerpo fue enterrado con la cabeza entre dos piedras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?