Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

Así te contamos la primera jornada de la sesión de investidura en Andalucía

"El gobierno del cambio será también el del diálogo; no renuncio a hablar con nadie", ha dicho el candidato Juan Manuel Moreno, dispuesto a gobernar sin complejos ni prejuicios. Ha subrayado la importancia del cambio político en Andalucía, que se produce gracias al acuerdo entre su partido, el PP, Ciudadanos y la utlraderecha de Vox

Moreno Bonilla apuesta por un diálogo "sin complejos, sin prejuicios y sin cordones sanitarios". / ATLAS

No han conocido los andaluces en su historia democrática otro Gobierno. Cerca de 40 años de socialismo llegan a su fin en un cambio histórico que también es un experimento. La derecha, más fragmentada que nunca, inicia una nueva andadura que aspira a repetir a nivel nacional y en las próximas elecciones municipales y autonómicas. La irrupción de Vox y el desplome de Susana Díaz abrieron el 2 de diciembre un escenario inédito en la Junta de Andalucía con un Ejecutivo de coalición que promete levantar las alfombras y airear el Palacio de San Telmo. Por lo pronto, el puesto de cientos de cargos designados durante años a dedo está en el aire.  Juanma Moreno subió a la tribuna del Parlamento andaluz para pronunciar su discurso de investidura en una alocución realista e ilusionante con la que ha ofrecido diálogo y ha apelado a la responsabilidad de los demás grupos. El candidato popular tuvo guiños para contentar a sus dos socios, en permanente disputa y entre dos documentos con 137 medidas que marcarán el recorrido de la legislatura. Ciudadanos le acompañará en el Gobierno pero sacar cada iniciativa dependerá del apoyo de Vox. Una pinza que obligará al nuevo presidente a hacer malabarismos en pleno ciclo electoral.

El PP asumirá las áreas de Presidencia, Hacienda, Sanidad y también la de Familia, aunque aún no aclaran si tendrá consejería propia como exige la ultraderecha en el acuerdo suscrito. Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía, será vicepresidente y su grupo ocupará las carteras de Regeneración Democrática, Economía y Turismo, y Educación. Cinco de las 11 en un gobierno a dieta que busca reformas urgentes en materia económica y una auditoría de toda la gestión socialista.

Con una oposición desnortada, Moreno se ha encontrado contestación en la calle. El PSOE de Susana Díaz alcanzó su suelo histórico en los anteriores comicios y, tras perder la Junta y su asalto a la secretaría general, afronta una época convulsa con las primeras voces críticas asomando para cuestionar su liderazgo. Ella mantiene que aguantará en la oposición y será candidata en la próxima cita electoral. El proceso también es un experimento para unos socialistas que nunca han paseado por Andalucía sin gobernarla.

El auge de las derechas tampoco ha acercado a Díaz y a la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, alejada de su partido a nivel nacional y sin poner en duda su coalición con IU pese a los malos resultados. Ambas llaman a la movilización, a dar la batalla. Hasta el PSOE ha fletado autobuses. Así, la izquierda exhibió más poder fuera que dentro del Parlamento andaluz, donde miles de mujeres se concentraron para defender sus derechos ante la amenaza de un retroceso con la triple alianza de la derecha en el poder. Colectivos feministas y la plataforma ‘Somos Migrantes’ se reunieron bajo el lema ‘¡Ni un paso atrás en igualdad!’ en una demostración de fuerza. Una manifestación para saludar una nueva época. Jugar con ciertos asuntos no otorga los 100 días de cortesía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?