Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Del 'spaghetti western' a 'Juego de Tronos': el turismo se abraza al cine

El turismo cinematográfico, que mueve a 80 millones de personas al año, contará un especio destacado en Fitur'19

Exodus no pasará a la historia como una de las mejores películas de la historia del cine, pero de no ser por ella, difícilmente Jon Snow, Daenerys Targaryen o Jamie Lannister (tres de los protagonistas de Juego de Tronos) habrían rodado en España, popularizando destinos como San Juan de Gaztelugatxe o como el Alcázar de Sevilla, que ha registrado un incremento del 35 % en el número de visitantes.

"Fue una superproducción de la Fox con una promoción internacional enorme, pero además nos puso en contacto con productores que luego trabajaron para HBO. Por eso captamos la quinta temporada de Juego de Tronos", explica Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Comission e impulsor de una de las grandes novedades de Fitur'19: el espacio dedicado al turismo cinematográfico.

Un estudio de TCI Research cifró en 80 millones el número turistas que en 2017 viajaron por motivos relacionados con el cine, las series o la publicidad. Una cifra considerable (muy similar, por ejemplo, al número de turistas que España recibe anualmente) que, además, se ve reforzada por el perfil socioeconómico porque "suele ser gente con mayor poder adquisitivo y más joven".

Rosado explica que París, aun siendo un destino turístico muy consolidado, también notó el impacto de El Código Da Vinci y que incluso bajó la media de edad de los visitantes del Museo del Louvre "porque muchos jóvenes querían ver La Gioconda". Y eso por no hablar de los grandes estudios de Hollywood, del Nueva York de Desayuno con diamantes, del Monte Rushmore (popularizado por una escena de Con la muerte en los talones) o, más recientemente, de Nueva Zelanda, que ha llegado a articular "todo su plan turístico" en base a El Señor de los Anillos.

"Un estudio de la agencia Thomson Holidays dice que el cine crea un vínculo emocional porque el espectador, al visitar los escenarios, ya no solo ve un paisaje sino que piensa en la relación que ese espacio tiene con la historia o los actores que tanto le gustan", explica Rosado. Y esos vínculos, claro, se pueden rentabilizar.

De hecho, con el turismo cinematográfico —un concepto acuñado por él mismo— "se cierra un círculo" de gran impacto económico porque, más allá de la inversión propia del rodaje, las películas y las series se convierten grandes recursos de promoción que, en algunos casos, atraen a miles de visitantes durante años.

Carlos Rosado (d), junto al actor danés Nikolaj Coster-Waldau, que intepreta a Jamie Lannister en la serie 'Juego de Tronos'. / CORTESÍA DE CR

Se calcula, de hecho, que el rodaje de una obra audiovisual puede multiplicar por 7 cada euro invertido. Un argumento con el que Rosado acudió al despacho de Cristóbal Montoro —cuando este era ministro de Hacienda— y que sirvió para que el Gobierno aprobara exenciones fiscales (actualmente del 35 % en Canarias y del 20 % en el resto del Estado). "Bernadette Caulfield, productora de Juego de Tronos, nos dijo que rodaban la quinta temporada en España porque habían encontrado los escenarios que buscaban, pero que rodaban en ningún sitio sin incentivos fiscales".

Más allá de 'Juego de Tronos'

Rosado fue pionero al crear, hace 20 años, la Andalucía Film Comission. Hasta entonces, según cuenta, algunos empresarios explotaban los poblados del Oeste que Sergio Leone había usado en los spaghetti westerns que rodó en Almería (Por un puñado de dólares, La Muerte Tenía un Precio y El Bueno, El Feo y el Malo). Pero faltaba una estrategia: "Nosotros lo tratamos de manera más estratégica, creando rutas y difundiendo lugares de rodaje menos conocidos", señala Rosado.

En la web de la Andalucía Film Comission, de hecho, se puede descargar información sobre las rutas turísticas dedicadas a la Trilogía del Dólar de Sergio Leone, La Isla Mínima (con la que incluso muchos sevillanos han descubierto las marismas del Guadalquivir), Alatriste o El Camino de los ingleses, entre otras.

Pero Rosado también recomienda otras propuestas que aún están en fase de consolidación, como las rutas de Pedro Almodóvar por Barcelona o Castilla-La Mancha, o la Ruta Amanecista, que recorre varios de los pueblos en los que José Luis Cuerda rodó su gran obra mestra. En Fitur'19, de hecho, se van a analizar varios casos de éxito, con una conferencia dedicada solo a Bollywood.

"La escena cumbre de la película Zindagi Na Milegi Dobara, una road movie rodada en la Tomatina de Buñol o en los encierros de Sanfermines, es un gran baile final filmado en Alájar, un pequeño pueblo de la provincia de Huelva", explica Rosado. "El cine indio produce 1.500 películas al año y el 10 % las hacen fuera. Si de esas nos caen el 10 %, ya son 15 películas", dice Rosado. Y sus cálculos prometen porque India, el segundo país más poblado del mundo, cuenta con 250 millones de personas de clase media. Si el sector lo gestiona con tino, habrá final feliz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?