Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La máquina que repara la pantalla de tu teléfono móvil en menos de 20 minutos

La firma alemana Black Rock llega al MWC con su proyecto gTool DRS

Así es la herramienta de Black Rock. / YouTube

A pesar de los intentos de las distintas tecnológicas por desarrollar teléfonos móviles con pantallas más y más resistentes, un simple golpe o una caída puede suponer el final para las mismas. Un escenario que no solo es doloroso para el móvil, sino para tu bolsillo. Sin ir más lejos, la reparación de pantalla de un iPhone Xs Max asciende a 361,10 euros

Con la llegada al mercado de los primeros teléfonos móviles plegables, las dudas en torno a la reparación de sus paneles no hacen más de crecer. ¿Cuánto costará reparar las pantallas del Galaxy Fold o el Mate X? Mientras Samsung y Huawei se decantan por un precio, la empresa alemana Black Rock Mobile ha desarrollado una máquina que no solo reparará nuestra pantalla en menos de 20 minutos, sino que lo hará por un precio muy inferior al que estamos acostumbrados: así es gTool DRS.

El 99% de las roturas no comprometen al panel

Tras acercarnos a su expositor, situado en el pabellón 7 del Mobile World Congress de Barcelona, el responsable de desarrollo de negocios internacionales de la compañía, Harry Kalyvas, nos explica que el 99% de veces que se resquebraja la pantalla de nuestro teléfono móvil no llega a dañar el LCD. Es decir, el golpe afecta únicamente a la superficie, no al panel desde el que se proyecta la imagen.

En base a esta premisa, la compañía ha creado gTool DRS. Una máquina, de aspecto futurista, que ayuda a separar el vidrio roto de la pantalla sin dañar el panel en apenas 20 minutos. En primer lugar, tal y como demuestran a través de una de las presentaciones llevadas a cabo en el evento, una máquina congela la pantalla de vidrio para separarla del teléfono. No te preocupes, tu smartphone no corre peligro.

Así funciona

Varios minutos más tarde (varía dependiendo de la compañía que haya desarrollado el dispositivo), nuestro teléfono móvil pasa por una segunda máquina conocida como laminador. Allí, la empresa se encarga de presionar el vidrio sobre el panel original para pegarlo. Todo ello a través de una combinación de vacío, calor y presión, reguladas por la compañía desde una app.

De esta manera, y en cuestión de 20 minutos, el usuario podrá volver a tener el teléfono móvil entre sus manos con la pantalla arreglada. Una herramienta, que tiene un coste de aproximadamente 10.000 euros, que permitiría abaratar los costes de reparación a las empresas especializadas puesto que cambiar un cristal es mucho más barato que cambiar la pantalla al completo. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?