Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Día clave para los 'Jordis': declaran los guardias que negociaron con ellos el 20-S

Este lunes declaran dos tenientes de la Guardia Civil presentes en los registros del 20-S en la Consellería de Economía

Hace año y medio acusaron a Jordi Sànchez de negarse a desconvocar la manifestación y permitir la salida de la comitiva

Imagen de apoyo a los 'Jordis' tras su encarcelamiento / ()

Este lunes el Tribunal Supremo retoma el juicio al procés independentista con dos testimonios policiales clave en la acusación contra Jordi Sànchez y Jordi Cuixart: dos tenientes de la Guardia Civil que quedaron encerrados en la Consellería de Economía el 20 de septiembre de 2017 junto con la comitiva judicial que practicaba los registros de la operación Anubis. Los que trataron directamente con los 'Jordis' y los que apuntalan parte de la acusación de rebelión contra ellos.

Los dos pasaron veinte horas dentro del edificio mientras 60.000 personas protestaban contra los registros, y los dos declararon como testigos ante la propia Guardia Civil en Barcelona dos días después de los altercados, apuntando sobre todo a Jordi Sànchez y la intendente de los Mossos d'Esquadra, Teresa Laplana, como los principales responsables de la situación sin apenas mencionar a Jordi Cuixart.

Uno de ellos afirmó que ese día temió por la "integridad física" de sus agentes y de la comitiva judicial. "Estuvimos sitiados, el ambiente en el exterior era muy tenso y hostil", aseguró. Fue Laplana la que se negó a primera hora de la mañana a tomar medidas e incluso a proteger los coches de la Guardia Civil que llevaban armas largas dentro: su respuesta, según la declaración de este agente, fue siempre "que no puede y que su intención es mantener la situación".

A partir de ahí, el que se erigió en "interlocutor válido de la concentración" fue el entonces presidente de la ANC, Jordi Sànchez, que según este agente sólo ofreció un pasillo de voluntarios que ellos no consideraron seguro. Sànchez mostraba una "capacidad para manejar a la masa" y en todo momento "se negó" a permitir que los detenidos fuesen trasladados al edificio o que la comitiva abandonase la Consellería si no era por un pasillo de voluntarios de su organización.

"Nos dice que es imposible"

La declaración del otro teniente, jefe del dispositivo de seguridad compuesto por antidisturbios de la Guardia Civil, tampoco deja en buen lugar ni a Jordi Sànchez ni a los Mossos d'Esquadra. "Voluntarios de la ANC con chalecos forman un cordón para impedir que la gente se acerque demasiado a la puerta principal", reconoció en su testifical, y que Sànchez rechazó disolver la manifestación: "Nos dice que es imposible, que no puede hacer nada".

Sus testimonios en este juicio serán clave, por tanto, para saber qué gestiones hicieron los 'Jordis' ese 20-S de cara a permitir la salida segura de la comitiva judicial, pesando sobre ellos la acusación de la Fiscalía de haber alentado por un lado a miles de personas para intentar impedir el registro y por otro no haber facilitado de ninguna manera la salida segura de la comitiva enviada por el juzgado 13 de Barcelona.

El pasillo de voluntarios

Sus declaraciones se sumarán, entre otras, a la ofrecida por Montserrat del Toro, letrada de la administración de Justicia que finalmente tuvo que abandonar el edificio por la azotea, y las de los propios Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en este juicio. Contra todos los testimonios que afirman que su actitud fue la de no facilitar la salida de la comitiva, ellos siempre han dado a entender que el pasillo de voluntarios que ofrecieron a la funcionaria era perfectamente seguro.

Cordón de voluntarios frente al Teatro Coliseum el 20-S / Susana Vera (Reuters)

"Yo creía que se daban todas las circunstancias para que hubiera podido salir por la puerta", explicó Sànchez en su declaración hace un mes. "Es falso el relato que desde algunos informes se ha querido explicar de que hubo un intento permanente de asalto, es falso", añadió el expresidente de la ANC. Con un protagonismo secundario en este episodio, Jordi Cuixart aseguró que "lo que decidiera la señora letrada no lo voy a cuestionar, a mi me hubiera gustado que hubiera podido salir por el pasillo, ella creyó que no era oportuno".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?