Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Podemos trata de tranquilizar a sus bases con una carta en la que subrayan que aún hay tiempo

"Tenemos el objetivo claro y además sabemos que es urgente, que mucha gente no llega a fin de mes y no puede esperar más", señala el texto en el que también aseguran que siguen "con la mano tendida a Pedro Sánchez y al PSOE"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la sesión de este jueves. / ()

La secretaría de Organización de Podemos ha enviado una carta a sus bases en la que explican lo ocurrido estas semanas en torno a la investidura fallida de Pedro Sánchez. La carta describe brevemente los precedentes de las negociaciones, el desarrollo de las mismas y el porqué del rechazo a las ofertas socialistas y concluye con una puerta a la esperanza que ya ayer intentaban abrir desde la formación morada: todavía hay tiempo para negociar y formar gobierno.

En el texto Podemos pone como punto de partida de su relato la moción de censura que en 2018 desalojó a Mariano Rajoy. Entonces, dice Podemos, apoyaron la moción de censura "sin pedir nada a cambio", aunque meses después firmaron un acuerdo presupuestario con los socialistas. El PSOE, sin embargo, incumplió el contenido del acuerdo, señala Podemos, y sin posibilidad de aprobación del presupuesto, Sánchez acabó convocando elecciones.

Las bases querían un gobierno de coalición

A partir de ahí, la carta ofrece un pequeño recorrido por las negociaciones. Podemos recuerda el resultado electoral -explica que obtuvo la mitad de votos que PSOE- y que en virtud de él pidió a Sánchez un ejecutivo de coalición y proporcional a los votos. "¿Por qué? Porque estos tres años de experiencia institucional nos han demostrado que la capacidad de transformar las cosas desde el Gobierno es mucho mayor que con la mera presencia parlamentaria o en la oposición", manifiestan en la carta.

Según la versión de Podemos, los meses de negociación transcurrieron con un PSOE que se negó "en rotundo a valorar la posibilidad de un Gobierno conjunto con UP. Han buscado el apoyo de Cs y PP, que tampoco han conseguido", dice el partido morado, y acusa a Sánchez de comportarse como si tuviera mayoría absoluta, sin moverse apenas de sus posiciones iniciales. Recuerda, además, el apoyo de las bases del partido a la apuesta por un gobierno de coalición: "Convocamos una consulta en la que votaron 138.000 personas. La opción de Gobierno de coalición obtuvo un apoyo del 70%". Dicha consulta acabaría siendo empleada por Sánchez para anunciar la ruptura de las negociaciones, molesto con el contenido de las preguntas planteadas.

Sánchez nunca quiso negociar

Días después, tras un intento por reanudar las negociaciones, se produjo el veto de Sánchez a Pablo Iglesias. La carta recoge la renuncia del líder del partido, una exigencia "sin precedentes en las democracias de nuestro entorno" que Iglesias acató, junto a la renuncia a lo que el texto llama "Ministerios de Estado".

A pesar de la disposición de Podemos a negociar, la formación de Iglesias cree que Sánchez no estaba en el camino de perseguir un acuerdo con ellos. Señala que "no mostró intenciones reales de negociar" y que falseó la realidad para hacer ver cosas que no ocurrieron. Dice Podemos que el PSOE filtró una lsita de Minsiterios que nunca les ofreció juntos, sino solo por separado, pero sin hacer este amtiz apra que la oferta pareciera más generosa de lo que era en realidad; y apunta de nuevo que modificó un documento enviado por Podemos para decir que esas eran sus exigencias para formar gobierno. El documento en cuestión salió realmente de las filas de Podemos en dirección al PSOE, tal y como reconoció el líder el equipo negociador morado, Pablo Echenique, en la SER; pero según la formación morada no eran sus exigencias finales sino solo unas peticiones máximas, de partida y negociables.

El relato de Podemos también recuerda la oferta que, in extremis, desde el estrado y a pocos minutos de la última votación, le hizo Iglesias a Sánchez y que los socialistas tacharon de mero "espectáculo". Nos ofrecían "carteras sin capacidad ejecutiva", asegura Podemos, "sin competencias reales". Y se preguntan en la carta: ¿Para qué sirve controlar en Ministerio de Vivienda si no tienes competencias reales en políticas de alquiler o contra los desahucios?".

Hay tiempo

Concluye Podemos  que "si la pelea fuera por sillones, ya estaríamos sentados en ellos" porque "no nacimos para dar un Gobierno gratis a un partido que tantas veces ha traicionado a sus votantes" ni para "ocupar puestos sin poder real que no cambien nada".

A pesar de la desconfianza evidente que se desprende de la carta, el último párrafo sirve para dejar la puerta abierta. Incluso antes de la votación fallida de este jueves, los dirigentes de Podemos señalaban esta posibilidad: seguir negociando con un nuevo calendario. Dice Podemos en la carta que "tenemos el objetivo claro y además sabemos que es urgente, que mucha gente no llega a fin de mes y no puede esperar más. Seguimos con la mano tendida a Pedro Sánchez y al PSOE para formar Gobierno. Hasta el 23 de septiembre hay tiempo y voluntad de acuerdo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?