Sociedad
Multas tráfico

Cómo recurrir una multa de tráfico

Si te han multado recientemente, pero crees que se trata de un error, puedes recurrirla

Así puedes recurrir una multa. / Getty Images

Madrid

El verano es, sin duda alguna, la época del año en las que más multas se ponen. Todo ello debido, en gran parte, al gran número de desplazamientos que se llevan a cabo entre julio y agosto, los meses favoritos por los españoles y españolas a la hora de coger las tan ansiadas vacaciones. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), a lo largo de estos dos meses se prevén un total de 90 millones de desplazamientos de largo recorrido, 43 en julio y 47 en agosto. 

Más información

Debido a ello, el tráfico presenta un comportamiento diferente al del resto del año durante el periodo estival. Según explica la DGT, entre julio y agosto aumenta tanto el número de desplazamientos de largo recorrido como la circulación en grandes núcleos urbanos y zonas costeras. Un comportamiento que, al mismo tiempo, incrementa también el número de fallecidos en carretera.

260 fallecidos en carretera el verano pasado

En los meses de julio y agosto del año pasado se registraron 260 fallecidos y 940 heridos. Unos datos que, tal y como explicaba el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska durante la presentación del dispositivo oficial de verano, suponen que cada día del verano pasado fallecieran en carretera "una media de 4 personas y otras 15 resultaron heridas graves, muchas de ellas con incapacidades permanentes". 

Partiendo de esa base, la DGT ha implementado una serie de medidas para reducir tanto el número de fallecidos como de heridos en la carretera. Desde instalar 78 nuevos radares hasta vigilar las carreteras mediante helicópteros y drones o incrementar los controles preventivos de alcoholemia. Un operativo especial que, inevitablemente, también provoca un aumento en el número de multas y sanciones. ¿Sabías cuáles son las más frecuentes?

Las multas más frecuentes

Las infracciones más comunes tienen que ver con los excesos de velocidad. Según la DGT, esta infracción puede conllevar sanciones graves o muy graves. En el primer caso, la multa oscila entre los 100 y 500 euros, pudiéndose sumar también la pérdida de 2 a 6 puntos. En caso de que la infracción se califique muy grave, la sanción ascenderá a 600 euros y conllevará la pérdida de seis puntos del carnet.

Entre las más frecuentes también podemos encontrar aquellas relacionadas con el hecho de conducir bajo los efectos del alcohol. Si el exceso de alcohol en sangre es superior a 0,25mg/litro, el conductor es sancionado con una multa de 500 euros, la pérdida de cuatro puntos y la retirada del carnet de conducir durante tres meses. Una tasa que se reduce a 0,15mg/litro en el caso de los conductores noveles y profesionales.

Por último, la DGT también señala las distracciones al volante como una de las infracciones más comunes en las vías convencionales. Principalmente por el uso del teléfono móvil al volante o por conducir con auriculares. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que puedas disfrutar de un viaje seguro y sin contratiempos.

¿Cuál es el plazo para recurrir una multa? 

Si eres una de esas personas que ha sido multada durante este verano, pero crees que se trata de un error, puedes recurrirla. Según un estudio realizado por Mapfre sobre su propia cartera de clientes de automóviles,apenas uno de cada siete españoles recurren a las multas. Todo ello debido a la falta de tiempo y al desconocimiento a la hora de tramitar uno de estos recursos.

Sin embargo, recurrir una multa de tráfico no es tan difícil como parece. Antes de hacerlo, es importante conocer el plazo del que disponemos para hacerlo. En caso de que te hayan multado, la Administración que impone la sanción está obligada a notificarla, por lo que te enviará un correo certificado a tu hogar avisándote de la infracción.

Si nadie se puede hacer cargo de la notificación tras dos intentos, la Administración publicará la sanción en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Una vez transcurridos 20 días naturales desde la publicación de la sanción, la administración entenderá que la notificación se ha realizado con éxito y comienza a correr el plazo de 20 días para presentar alegaciones.

Cómo recurrir una multa de tráfico

En primer lugar, es fundamental conocer el motivo por el que nos han multado. Esta información aparecerá reflejada en la denuncia recibida, donde veremos el delito cometido según el Código de Circulación. Si consideras que la multa es injusta o que dispones de un argumento ganador para demostrar que no hemos cometido ninguna infracción, procede al recurso.

También puedes hacerlo en caso de que la multa no disponga de faldón de recursos, que haya un defecto de forma, que no aparezca la identidad del agente denunciante o que la multa haya prescrito. Para ello, tan solo tendrás que seguir las instrucciones que aparecen en el faldón de recursos, donde aparecerán tanto los recursos que podremos interponer como el plazo que tenemos para hacerlo.

Solicita un escrito de alegaciones y rellena los datos

Tras consultar el faldón de recursos, tendrás que redactar la alegación con un argumento que exponga claramente los motivos de dicha reclamación en caso de que se considere injusta. En caso de que la sanción haya sido impuesta por un policía local, deberás recurrirla en el Ayuntamiento de la localidad donde haya sido impuesta. Si por el contrario ha sido impuesta por la DGT, tendrás que realizar la reclamación a la misma. En cualquiera de estos casos, deberemos solicitar un escrito de alegaciones.

En este documento deberemos rellenar los datos que nos ha sido impuesta, los datos del conductor o titular del vehículo y explicar los motivos que alegamos para evitar el pago de la multa. Todo ello para que la autoridad que dictó la multa la revoque de forma parcial o total. En Internet encontrarás numerosos ejemplos de alegaciones que te ayudarán a encontrar la estructura necesaria para este tipo de escritos. También podrás recurrir a la ayuda de expertos, quienes se encargarán de redactar el escrito.

¿Qué pasa si no gano el recurso?

Tras enviar el escrito de alegaciones, el órgano competente se reunirá para deliberar si aceptan el recurso o si rechazan tus alegaciones. Si no ganas el recurso, tienes dos nuevas opciones: pagar la multa o volver a recurrir. En caso de que no estés de acuerdo con la decisión del órgano administrativo, podrás solicitar un recurso de reposición ante el Ministerio de Interior, quien podrá delegar sus competencias en la DGT.

Si el órgano administrativo desestima el recurso, nos quedará una única vía para recurrir la multa: la contencioso-administrativa. Sin embargo, para hacer frente a la misma necesitarás de la ayuda de un abogado, por lo que podría salir más barato pagar la multa que contratar al abogado para el juicio.

En caso de que decidas no continuar el recurso, tendrás que proceder a abonar la multa. Podrás hacerlo desde la página web de la DGT, por teléfono llamando al 060, en sucursales del Banco Santander, en oficinas de Correos e incluso en Jefaturas Provinciales y Locales de Tráfico. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad