Sábado, 28 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Argentina

Argentina escandalizada por la foto fuera de contexto de una rider con su bebé

La imagen se ha viralizado bajo la premisa de que la mujer llevaba a su pequeño con ella al trabajo mientras repartía comida

La repartidora con su hijo sobre su pecho fotografiada en Buenos Aires, Argentina.

La repartidora con su hijo sobre su pecho fotografiada en Buenos Aires, Argentina. / Juan Quiles

PedidosYa es una compañía de reparto de comida a domicilio con sede en Montevideo, Uruguay, aunque opera también en Argentina, Chile, Bolivia y Paraguay. El esquema de funcionamiento es muy similar al que en nuestro país emplean empresas como Deliveroo, Glovo o Just Eat, que operan a través de internet y hacen llegar la comida del restaurante a casa del cliente, pero las similitudes alcanzan también lo tocante a la precariedad laboral. PedidosYa es, según la prensa latinoamericana, una de las pocas empresas de reparto que tiene a sus trabajadores "en blanco", es decir, regularizados. Pero esto no les convierte en trabajadores privilegiados, porque todo el sector se maneja, aun con diferencias entre empresas, en el mapa de la inestabilidad. Tan evidente es esto que, incluso una foto fuera de contexto, ha corrido por las redes para denunciar lo que parecía una situación escandalosa: una rider llevando a su bebé a trabajar cargando con dos mochilas, detrás la que porta las comidas, delante que que transporta a su hija.

La imagen, tomada por el fotógrafo Juan Quiles en Buenos Aires, corrió como la pólvora por todo el país, entendida como la foto que mostraba un grado de precarización tal que la trabajadora y madre estaba obligada a fundir ambas facetas en una para poder ganarse la vida y sobrevivir con su niña. El fotógrafo y la propia protagonista de la instantánea han desmentido al portal Reverso que eso sea lo que se ve en la fotografía; pero la imagen, con ese pie de foto, ya había reabierto el debate.

La precariedad de estos colectivos de trabajadores es evidente y ha sido abordada por numerosos reportajes -en nuestro país y fuera de él- pero no era lo que, según las declaraciones de la rider, ocurría en ese momento. "Llevo a mi hija al jardín (infantil) y luego de ahí salgo a trabajar", señala la repartidora, migrante venezolana en Argentina. "En ese momento, un señor me toma la foto. Me pilló desprevenida, no sabía que me la estaba tomando a mí. Yo llevo mi bici en la mano y llevo a mi hija conmigo, pero no me monto en ningún momento en la bici", se defiende.

La mujer, en todo caso, declina dar su nombre y mostrar su rostro en Reverso, porque "me da miedo que esto me pueda perjudicar en algo” y “es lo poquito que puedo agarrar para mantener a mi bebé". El fotógrafo Juan Quiles tampoco está en posición de confirmar que la mujer repartía con su hija sobre su pecho. "Quiero que quede claro que nunca la vi montada en bicicleta con el bebé, si lo hubiese visto hubiese hecho esa foto, sin dudas", explica.

Quiles publicó la imagen en su muro de Facebook, donde obtuvo cierta repercusión, pero el ruido fue mucho mayor a través de otras cuentas que compartieron la imagen, en algunos casos acusando a la rider de temeraria e irresponsable. Su rostro no aparece pixelado en ciertas publicaciones y la repartidora teme las consecuencias de esta polémica.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?