Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Desescalada a distintos ritmos: así afrontan la salida del confinamiento distintos países europeos

La mayoría de países europeos han comenzado a salir del confinamiento y cada uno ha decidido proporcionar ciertas medidas de alivio a sus ciudadanos. Hacemos una comparativa entre algunos de ellos

Qué ha abierto y qué permanece cerrado en España, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Austria y Reino Unido

Qué ha abierto y qué permanece cerrado en España, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Austria y Reino Unido / ÁLVARO CALZADO

Quedan muchas semanas para alcanzar la “nueva normalidad” pero la mayoría de países han comenzado a dar pasos hacia ella. En España, a los paseos de los niños se sumaron el sábado pasado el resto de la población con determinadas restricciones horarias y el lunes abrieron los comercios de hasta 400 metros cuadrados y librerías, ferreterías, peluquerías, talleres de arreglo de ropa o de calzado pueden atender con cita previa y a un cliente por trabajador. Además, los bares, cafeterías y restaurantes han podido volver a abrir sus locales pero solo servir comida para llevar.

A partir de ahora, la fase en la que se encuentre cada provincia determinará qué servicios y medidas se van incorporando a nuestro día a día y la desescalada ya ha empezado a ser asimétrica en nuestro país en función de cómo se esté controlando la pandemia en cada territorio. Algo similar está pasando en Europa. Mientras algunos países están comenzando a aliviar el confinamiento de sus ciudadanos, otros llevan semanas de ventaja e, incluso, han abierto ya guarderías y colegios. Trazamos una radiografía de la situación actual de algunos países:

Italia

Los italianos reanudaron este lunes la actividad en industrias, construcción y comercio mayorista, sumándose a los empleados de negocios esenciales, como farmacias y alimentación, que nunca cerraron. También poseen más libertad de movimientos, con un leve alivio de las restricciones que les permite, entre otras cosas, salir a pasear, hacer deporte más lejos de casa o visitar a familiares, pero no a amigos, solo a personas con la que se tenga “afecto estable”, como señala el decreto. Se puede viajar dentro de la región donde se habita pero solo por motivos de trabajo y salud, y no está permitido aún desplazarse a una segunda casa. Eso sí, los estudiantes o trabajadores que se quedaron fuera de sus lugares de residencia en mitad de la pandemia, ya pueden regresar allí.

En las grandes ciudades como Roma han abierto los parques y los cafés han comenzado a servir de momento únicamente para llevar. La restauración, así como peluquerías o centros de estética, no podrán reabrir hasta el 1 de junio. En una segunda etapa, desde el 18 de mayo, podrán abrir bibliotecas, museos y comercio minorista.

Francia

En Francia en ningún momento ha estado prohibido salir a hacer deporte y se permitía a los niños salir una hora al día a la calle, sin embargo, todavía no han abierto ni siquiera ni los pequeños comercios ni las peluquerías. Allí el inicio de la desescalada está programada para 11 de mayo, con la reapertura de la inmensa mayoría de los comercios, con las notables excepciones de los bares, cafés, restaurantes, hoteles, cines, teatros o salas de espectáculos. También ese día volverán a abrir las guarderías y los colegios pero la sociedad está muy dividida al respecto a pesar de que el Gobierno insiste en repetir que la vuelta al cole será escalonada, voluntaria y bajo un estricto protocolo sanitario.

Alemania

En Alemania, como en Francia, las medidas de confinamiento han sido más laxas desde el principio. Los alemanes han podido seguir saliendo a la calle aunque todo el comercio y los restaurantes han estado cerrados hasta la semana pasada, que se permitió la apertura de algunos comercios de hasta 800 metros cuadrados. También desde el miércoles pasado se pueden celebrar oficios religiosos y se abrieron los parques infantiles y espacios culturales, aunque con la obligación de mantener el distanciamiento social.

Holanda

En Holanda también se ha permitido salir a la calle a pasear y a correr manteniendo la distancia de seguridad y prohibiendo aglomeraciones. De momento, el Gobierno ha optado por reabrir solo las escuelas de Primaria, mientras Educación Especial y guarderías abrirán a partir del 11 de mayo. También se permiten los entrenamientos deportivos a los menores de 18 años y se llevan a cabo algunos experimentos a pequeña escala como autorizar un número limitado de visitas estrictas a determinadas residencias de ancianos donde no haya habido contagios pero de momento comercios como peluquerías siguen cerradas.

Las autoridades holandesas están realizando una encuesta para consultar a los ciudadanos qué estrategia consideran correcta para iniciar la desescalada, dándoles a elegir entre varios escenarios, con sus diferentes consecuencias inmediatas y sus ventajas e inconvenientes. El Gobierno subraya que, aunque basa su decisión “en estudios de expertos, tiene en cuenta la opinión de la sociedad”. Algunas de las cuestiones que se plantean tienen que ver con relajar la prohibición de visitas a residencias de ancianos, con la reapertura de restaurantes y lugares de ocio, o la convencionalidad de renunciar a la distancia de 1,5 metros entre los más jóvenes o los familiares cercanos. Durante la primera hora que estuvo activa la encuesta, más de 25.000 personas intentaron responder y el servidor se cayó. Está previsto que próximamente se comiencen a saber los resultados aunque el análisis se conocerán dentro de dos semanas.

Austria

Austria, un país de 8,8 millones de habitantes, tiene más de 15.600 positivos y se han registrado más de 600 fallecidos. El Gobierno de conservadores y ecologistas presentó a principios de abril un plan de levantamiento gradual de las restricciones y cierres, que ya supuso la reapertura el 14 de abril de todos los comercios de menos de 400 metros cuadrados y los parques. El pasado lunes también abrieron centros comerciales, tiendas de muebles, negocios de más de 400 metros cuadrados y servicios como peluquerías. Desde esta semana también es posible ver a amigos y familiares, aunque en los espacios públicos las reuniones están limitadas a un máximo de 10 personas.

Entre el 4 y el 29 de mayo los escolares de primaria y secundaria volverán de forma gradual a clase mientras que los restaurantes abrirán sus puertas el día 15 con limitación de número de clientes por mesa, y los hoteles volverán a acoger a viajeros a partir del día 29. Desde mediados de mes abrirán también otros lugares de ocio, como museos, bibliotecas o zoológicos, y volverán los servicios religiosos a los diferentes templos, siempre con distanciamiento. Sin embargo, los grandes eventos, tanto culturales como deportivos, seguirán prohibidos al menos hasta el 30 de junio.

Reino Unido

El Reino Unido ha pospuesto el alivio de las medidas restrictivas, debido a la gravedad de las cifras de contagios y muertes, que ya superan las 31.000. En los próximos días el Gobierno publicará la hoja de ruta de desescalada que se basará en un programa de test masivo, con más de 100.000 pruebas al día, y una aplicación móvil que advertirá a los usuarios si han estado en contacto físico con una persona infectada que comenzará a probarse en la Isla de Wight (sur de Inglaterra).

El ministro de Transporte, Grant Shapps, admitió que está estudiando "de manera activa" la posibilidad de pedir a todas las personas que viajen al Reino Unido que se mantengan en cuarentena durante los primeros 14 días, una regla que anunció Francia pero a la que después renunció. También se contempla organizar turnos de trabajo escalonados para descongestionar el transporte público y fomentar el uso de la bicicleta para desplazarse.

Según el diario The Telegraph, el Gobierno estudia que las escuelas de primaria retomen las clases a principios de junio, y avanzaba que Boris Johnson planea dar a conocer sus planes en un discurso a la nación el próximo domingo.

Diferencias en los países nórdicos

Los países nórdicos, presentan medidas de desescalada similares pero con diferentes velocidades. En países como Dinamarca y Noruega la desescalada comenzó el 20 de abril. En Finlandia se puso fin al aislamiento el 15 de abril y Suecia presenta una estrategia con medidas más relajadas aún y mantiene abiertos bares y restaurantes con restricciones, aunque ha prohibido concentraciones de más de 50 personas.

Comparativa del avance de la desescalada en los países nórdicos / ÁLVARO CALZADO

Suecia ha adoptado una línea contra el coronavirus más suave que el resto, siguiendo el criterio de las autoridades sanitarias, con muchas recomendaciones y alguna restricción, pero sin cerrar escuelas, guarderías, bares ni restaurantes, aunque fijando limitaciones a su actividad.

Dinamarca fue uno de los primeros países en cerrar instituciones y fronteras y limitar concentraciones en Europa a mediados de marzo, y el Gobierno de la socialdemócrata Mette Frederiksen ha sido el primero de la Unión Europea en reabrir guarderías y escuelas.

Noruega reabrió este lunes las escuelas, para alumnos de hasta cuarto grado, y algunos pequeños comercios, mientras los juzgados daneses volvieron a la actividad habitual, dentro del plan de estos respectivos países para regresar a la normalidad en medio de la pandemia de coronavirus.

En Finlandia se declaró el estado de emergencia cuando apenas había 277 casos de coronavirus confirmados y ningún fallecido y eso hizo que el Gobierno se ganara el favor mayoritario de la población, aunque no han faltado también críticas a su gestión en la prensa. Allí siguen abiertos los comercios de todo tipo y los ciudadanos pueden salir libremente a la calle en grupos inferiores a diez personas y se reabrirán las escuelas de educación básica de forma gradual a partir del 14 de mayo, tras casi dos meses cerradas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?