Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Educación

El Latín y el Griego en peligro de extinción

La Sociedad de Estudios Clásicos alerta de que las asignaturas de humanidades quedarán fuera de la nueva Ley de Educación que se negocia en las Cortes y piden a los grupos parlamentarios que introduzcan enmiendas para evitar el desastre

Imagen del Foro Romano

Imagen del Foro Romano / EFE

No se aprendía latín y griego para hablarlos, para trabajar como camareros, como intérpretes, como agentes comerciales, decía Antonio Gramsci, sino que se aprendía para conocer directamente la civilización de ambos pueblos, presupuesto necesario de la civilización moderna, o sea, para ser uno mismo y conocerse a uno mismo conscientemente. Pues bien, de cumplirse los peores presagios, el latín, el griego y los anales de la civilización no se estudiarán en los institutos españoles.

Y es que el latín y el griego están sentenciados de muerte en el futuro de la educación en nuestro país. Es la denuncia que hace la Sociedad de Estudios Clásicos que sigue de cerca la modificación de la Ley Orgánica de la Educación (LOMLOE). Hasta ahora el gran debate curricular había sido el lugar de las matemáticas, pero también la cultura clásica y el estudio de ambas lenguas y las Humanidades, en general, peligran.

La LOMLOE pretende ser un regreso a la LOE, aprobada en el 2006, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Pero ahora se quiere dejar el texto legal en su esqueleto básico: solamente se citan aquellas asignaturas con un carácter troncal para todos los estudiantes", explica Jesús de la Villa, responsable de la Sociedad de Estudios Clásicos y de la plataforma Escuela con clásicos, que sigue muy de cerca esas modificaciones en la ley de educación. "Quedan sin mencionar otras muchas, como las obligatorias de solo un itinerario del Bachillerato –Matemáticas entre ellas– o las optativas en su conjunto. Ha habido quejas, muy razonables, de que Matemáticas no esté citada entre las materias del Bachillerato, aunque, naturalmente, sí aparece citada en otros apartados como troncal en la primaria y en la ESO", nos cuenta.

Peor es, sin duda, la situación del latín y el griego, que no aparecen citadas en absoluto en la ley. Es la primera vez que esto sucede desde la primera ley de educación, la famosa Ley Moyano, promulgada en el año 1857. "Como consecuencia, el área de las enseñanzas clásicas no tiene ninguna materia troncal reconocida a lo largo de todo el ciclo educativo de secundaria. Solo se menciona la Cultura Clásica como una optativa de obligada oferta en la ESO. Es decir, nada garantiza que vaya a impartirse si las autoridades de un centro, como ya sucede, hacen su opción inviable de hecho al contraponerla a un catálogo inmenso de otras optativas".

El ministerio publicó en un tuit respondiendo a la asociación explicando que no estaban esas asignaturas porque no eran troncales. "Eso es cierto, pero hay un latín en la ESO que no es optativo y no está citado". Pero es que además la Cultura Clásica aparece como una optativa dentro de un listado infinito. Si dejamos todo al desarrollo de decretos posteriores, es un peligro y dejarán de estar y poco a poco dejará de impartirse.

"Al no haber profesores para griego y latín, porque no los consideran indispensables, tampoco habrá para Cultura Clásica. Y no solo eso, empezarán a desaparecer los departamentos de clásicas", insiste.

Curricularmente habría tres maneras de volver a dar prioridad a las asignaturas. Por un lado, sería considerar que la Cultura Clásica -algo que ya ocurre en comunidades como Castilla-León- sea obligatoria, igual que el latín, de tal manera que todo alumno tenga contacto alguna vez en la vida con ellas. Es el origen de nuestra lengua y no se puede tener un país sin saber de dónde viene su cultura y su lengua. En segundo lugar, que se recoja para el Bachillerato el griego y el latín como materias troncales para quienes cursen Humanidades. Hay una tercera petición, que afecta a todas las humanidades, y es que la ley prevea que cuando en una ciudad o pueblo pequeño no haya suficientes alumnos para una materia, pero haya un grupo que quiera darlas, se obligue a ofertarla.

"Si en una ciudad donde solamente hay un instituto se elimina una serie de materias, se está impidiendo a los alumnos que quieren hacerlo el poder cursarlas. Es decir, se está dando un trato desigual a los ciudadanos españoles en términos de educación. Esto pasa con el Griego, el Latín, pero también con la Geografía". Es un modo de prever que las materias de carácter minoritario también tienen que ser un derecho para los alumnos que lo deseen. "Esto ya está sucediendo y lo que queremos evitar es que continúe. Ahora todo esto depende de la voluntad del director del centro y no es justo".

España sigue siendo potente en enseñanzas clásicas, pero la línea de reducir lo clásico ya se tomó en otros países. En Francia o Portugal ocurrió, fueron eliminando las asignaturas, pero pasados unos años han vuelto a introducirlas en el currículum. "En el caso de países anglosajones, son países que asocian el aprendizaje del latín y el griego con un nivel de formación humanística elevado, ten en cuenta que el griego es el origen del vocabulario científico de todas las lenguas del mundo. Para los estudiantes de medicina, geografía, farmacia es imprescindible".

"Es una tendencia nefasta que se está repitiendo en todo el mundo y en España parece que todavía avanza. Por más que el ministerio lanza mensajes tranquilizadores, si eso no queda anclado en la ley, quedará al albur de lo que decidan los directores". Eso podría cambiar si los partidos incluyen enmiendas en ese proyecto de ley, de momento PNV y ERC han atendido a las peticiones y las presentarán.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?