Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Abuelo, no ha ido bien": el estremecedor relato de un contagio para concienciar sobre las normas sanitarias

"Saltarse las normas puede llevar a un mal desenlace"

Una profesional sanitaria junto a un paciente.

Una profesional sanitaria junto a un paciente. / Getty Images

Durante estos últimos meses hemos sido testigos de un gran número de campañas que tienen como objetivo concienciar a la sociedad sobre la importancia de cumplir las normas sanitarias básicas para hacer frente a la COVID-19. Desde llevar siempre la mascarilla puesta para evitar contagios a terceras personas hasta otras como lavarse las manos con jabón de forma frecuente o mantener una distancia de seguridad considerable respecto a terceras personas.

Entre ellas podemos encontrar algunas de carácter informativo, como las desarrolladas por el Ministerio de Sanidad desde el pasado mes de marzo, y otras mucho más gráficas que tienen como objetivo llegar al corazón de la persona que está al otro lado de la pantalla. Una de ellas es la creada por el médico residente Ángel Sánchez Vázquez, quien ha conmovido a las redes sociales con una historia que atesora miles de retuits en cuestión de días.

El relato de un contagio que estremece a las redes: "Mejor expresado, imposible"

La historia gira en torno a una persona que sale de fiesta gracias a la insistencia de un amigo. A pesar de que sabe que no se puede, el hecho de que su amigo le diga que no va a pasar nada le acaba convenciendo. Una vez allí, y después de beber alcohol durante la fiesta, el protagonista de la historia se olvida de cada una de las normas sanitarias sobre las que tanto ha escuchado en los últimos meses. Ha dejado de llevar la mascarilla y no cumple la distancia de seguridad.

Al día siguiente, el protagonista de la historia se levanta con una resaca "tremenda" y se va a casa de sus abuelos a comer. Allí se quita la mascarilla y no se la vuelve a poner hasta que vuelve a casa. Es entonces cuando recibe una llamada. Ha habido un brote de COVID-19 en la fiesta. Después de corroborar que sus abuelos están bien a través de una llamada telefónica, el protagonista empieza a sufrir de fiebre y tos. Tras acudir al centro de salud descubre que es positivo en COVID-19 y procede a pasar la cuarentena.

"Abuelo, no ha ido bien"

A pesar de que su estado mejora con el paso de las horas, el de su abuelo comienza a empeorar. Tras recibir una llamada, el protagonista de la historia descubre que su abuelo ha comenzado a presentar fiebre, tos, cansancio y dolores musculares. Una serie de síntomas que comienzan a ser más graves a medida que pasa el tiempo. Tanto es así que acaba siendo ingresado en el hospital. Concretamente en la UCI, donde le tienen que dar oxígeno para poder salvarle la vida. Sin embargo, doce horas después de entrar en el hospital, el abuelo fallece.

A pesar de que se trata de un simple ejemplo, el médico demuestra que es una historia lo suficientemente gráfica de que saltarse las normas puede llevar a un mal desenlace: "Por supuesto esto puede pasar en cualquier situación, y más en zonas en el que la transmisión es muy elevada y puedes cogerlo en cualquier sitio. Este tweet se centra en las causas de contagio evitables". Por lo tanto, y para terminar su hilo, Sánchez pide a la sociedad que siga las normas sanitarias.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?