Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

Casa Real

2020, el 'annus horribilis' del rey

Dos problemas han marcado el año más duro de Felipe VI, desde que está en la Jefatura del Estado

A la pandemia se ha unido la peor crisis institucional de la monarquía, provocada por el rey que llevara la corona durante casi 40 años

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Dos problemas han marcado el año más duro de Felipe VI, desde que está en la Jefatura del Estado. A la pandemia se ha unido la peor crisis institucional de la monarquía, provocada por el rey que llevara la corona durante casi 40 años, Juan Carlos I.

Los dos asuntos se solaparon. Con el estado de alarma por la pandemia de COVID-19, llegó "la alarma" en un comunicado con el sello de Zarzuela, el 15 de marzo. El rey Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre y le retiraba la asignación de los presupuestos del Estado (casi 200.000 euros anuales).

Aparecía cómo beneficiario de las fundaciones Zagatka y Lucum, esta última investigada por la Fiscalía Anticorrupción por recibir presuntamente 100 millones de dólares de Arabia Saudí. Asunto que conoció por los abogados de Corinna. El rey trasladó la información a su padre y a las autoridades competentes y el 12 de abril de 2019 compareció ante notario para dejar sin efecto la designación de beneficiarios de él y de su hija, la princesa de Asturias "renunciando a cualquier derecho, expectativa o interés, que aún sin su consentimiento o conocimiento pudiera corresponderle ahora o en el futuro en relación con la Fundación Lucum", explicaba el comunicado.

Corinna aparece en la escena

La examante del rey emérito no sólo envió en marzo de 2019 información al rey Felipe sobre los negocios de su padre sino que meses después se dedicó a contarlo públicamente en varios medios de comunicación. Y en la cadena británica BBC explicó que el rey Juan Carlos le dio 65 millones de euros por gratitud a ella y a su hijo y que tenía cientos de cuentas en el extranjero.

Posteriormente en una entrevista a un medio español contó que "Felipe no puede decir que no tiene nada que ver con las finanzas de su padre si se ha beneficiado toda su vida. Pienso que ahí reside el problema. No puedo decir nada sobre si tiene cuentas offshore. Pienso que el rey Felipe efectuó un cambio bastante sustancial cuando subió al poder en el sentido de que suscribió a la Familia Real y a la Casa Real a la Ley de Transparencia, y creo que ese es un gran paso porque fue la primera vez que el rey ha estado dispuesto a someter a la familia al mismo escrutinio a la hora de recibir regalos o beneficios materiales", explicó en OK Diario.

El rey Juan Carlos abandona España

El 3 de agosto otro comunicado de Zarzuela informó de que el rey emérito dejaba el país. Decisión que tomaba "con profundo sentimiento pero con gran serenidad. Guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones, y a ti como rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España", se leía en el comunicado.

La noticia dio la vuelta al mundo. Y a partir de aquí se desencadenó un auténtico carrusel de posibles destinos. Se le situó en la Republica Dominicana por su amistad con los Fanjul, pero también en Portugal, donde vivió durante su infancia. Pasaban los días y mientras Zarzuela guardaba un férreo silencio, una foto publicada por Nius, lo situó bajando de un avión en Abu Dabi. Días después Zarzuela confirmaba a través de un SMS que el rey estaba en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, donde tiene una estrecha relación con la familia real del país.

La "sombra" del rey

Con su padre en Abu Dabi, el rey siguió con su actividad oficial. Visitó las comunidades para conocer "in situ" los efectos económicos y sociales de la pandemia y durante su acostumbrada estancia estival en Mallorca aprovechó estos días de verano para hacer junto a la reina Letizia una gira por todas las islas baleares.

Ocasión que siempre aprovecharon los periodistas para preguntarle por su padre. Nunca hubo respuesta. En lo político, un asunto se tornó en polémico cuando por primera vez el rey no acudió a la entrega de despachos de jueces en Barcelona. Fue por decisión del Gobierno. El ministro de justicia lo argumentó por la necesidad "de proteger a las instituciones", explicó Juan Carlos Campo. "Zarzuela acató y calló , pero a renglón seguido tuvo que salir al paso para explicar que la llamada telefónica que hizo al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, lamentando su ausencia fue "una llamada de cortesía y sin consideraciones institucionales", explicaron fuentes de Zarzuela.

Militares retirados se dirigen al rey

Por si al año le faltaba algo, al Palacio de la Zarzuela llegaron las cartas de los militares retirados trasladándole su malestar y preocupación por la situación política. Cartas que el rey Felipe VI ha trasladado al Ministerio de Defensa y a las que no ha contestado. Sin pronunciamiento público hasta ahora, se espera alguna referencia a alusión en su primer discurso de nuevo año 2021 en la tradicional pascua militar que cada 6 de enero se celebra en el palacio de la Zarzuela.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?