Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

Caso Bárcenas

Bárcenas acusa de "cobardía" al PP por no reconocer la caja b

El extesorero pide a los dirigentes que conocían la contabilidad manuscrita "que den la cara" y admitan "que nos financiamos ilegalmente"

Bárcenas acusa al "PP de Rajoy" de "montar" la operación Kitchen para "secuestrar a mi familia, sustraerme documentos y grabaciones" sobre la caja b

Bárcenas: "Rajoy se gira y en la destructora que tenía detrás destruye esos dos documentos". / ATLAS

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ha proclamado su voluntad de colaborar con la justicia en su segundo y último día de declaración como acusado en el juicio por los usos de la caja b del PP, en el que se enfrenta a cinco años de cárcel por fraude fiscal, falsedad y apropiación indebida.

Bárcenas, que ha tildado de “delirante” el argumento del PP de que colabora con la Fiscalía en búsqueda de beneficios penitenciarios, ha recordado que está cooperando desde que “tiró de la manta” ante el juez Pablo Ruz el 15 de julio de 2013. Desde entonces, el extesorero ha mantenido una línea coherente en sus declaraciones ante la justicia, más allá del empleo de eufemismos como denominar “contabilidad extracontable” a la “caja b” del Partido Popular, o algunas “omisiones” sin trascendencia en el grueso de su argumentario.

La “cobardía” del PP

De hecho, Bárcenas ha recordado que sin sus declaraciones ante la justicia y sus aportaciones voluntarias de documentos como los originales de sus célebres papeles manuscritos “no estaríamos aquí” y con toda probabilidad, el Partido Popular no hubiera sido condenado como partícipe a título lucrativo en el juicio por la primera época de la Gürtel.

El extesorero ha criticado la “cobardía” de “algunas personas” en el “viejo PP”, por no reconocer “que cometimos errores”, que “nos equivocamos” y “nos financiamos ilegalmente”, y ha lamentado que no “den la cara”.

Bárcenas ha ratificado la veracidad de sus apuntes contables y que el expresidente Mariano Rajoy cobró sobresueldos en negro desde “1996 ó 1997 hasta el año 2008”. El extesorero sostiene que no alberga “animadversión” con nadie del PP, a excepción de la exsecretaria general y exministra, María Dolores de Cospedal, que “es ella la que la tiene hacia mí” como demuestran “las grabaciones de Villarejo”.

La operación Kitchen

Sobre Villarejo y la operación Kitchen, y el cruce de datos con el caso de la caja b, ha versado gran parte del interrogatorio practicado por su abogado, Gustavo Galán. Luis Bárcenas ha censurado que “el PP de Rajoy” montara una operación “para sustraerme documentos y grabaciones” y “secuestrar a mi familia” con el falso cura que irrumpió en su domicilio a punta de pistola cuando él se encontraba en prisión provisional.

El extesorero ha destacado para unir ambos procedimientos y proporcionar coherencia a su relato, que el mismo abogado que le propuso pactar para minimizar daños contra el PP e incluso falsificar sus papeles, es el que aparece en las grabaciones de Villarejo sobre la operación Kitchen, interviniendo en el operativo para la sustracción de documentación al extesorero.Bárcenas ya advirtió sobre este abogado al juez Ruz en julio de 2013, cuando nada se sabía de Kitchen y aparece después en las conversaciones del caso, lo que aporta verosimilitud a su declaración. Además, en las transcripciones de las grabaciones del comisario jubilado Villarejo, practicadas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, figura que la policía política se hizo con documentación de Bárcenas y las dos grabaciones que demostrarían que tanto el exministro Javier Arenas como Mariano Rajoy, conocían la existencia de la doble contabilidad del partido. Un indicio más de la veracidad de las afirmaciones de Bárcenas en este sentido.

La “grabación a Rajoy"

El extesorero ha narrado ante el tribunal el contenido de aquella supuesta grabación a Rajoy. Ha manifestado que subió a su despacho y le hizo “entrega de una cantidad” resultante del saldo de la caja b cuando abandonó la tesorería, y de dos documentos “que eran fotocopias” de las últimas páginas de la contabilidad manuscrita. Según Bárcenas, Rajoy le espetó sorprendido “¡Luis, pero cómo podéis llevar esto!”, y el extesorero le explicó que se trataba de una garantía para que en el caso de que alguien protestara, nadie pudiera acusarles de una apropiación indebida. “A continuación, el señor Rajoy”, según Bárcenas, “se gira en el sillón y en la destructora que tenía detrás, destruye esos documentos”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?