Ciencia y tecnología

La nueva ley de residuos obliga a reducir a la mitad la comida que se tira a la basura antes del 2030

Además, como gran novedad, la nueva ley de Residuos y Suelos creará dos nuevos "impuestos verdes"

Residuos acumulados alrededor de los contenedores de basura / AYUNTAMIENTO DE CAMARGO (EUROPA PRESS)

Madrid

La nueva ley de residuos tiene como objetivo reducir un 15% el volumen de las basuras domésticos en España en los próximos 9 años. Pero, esta reducción tiene que llegar al 50% de los 8 millones de toneladas de alimentos que, cada año, se tiran también a la basura en los hogares, las tiendas y los restaurantes de nuestro país, como ha avanzado la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Más información

Además, como gran novedad, este proyecto de ley crea dos nuevos “impuestos verdes” en nuestro país, con los que el gobierno central calcula que las arcas públicas ingresaran 1.300 millones de euros al año.

Uno de estos nuevos impuestos tiene como fin encarecer el precio de los plásticos no reutilizables, como los vasos o los cubiertos que ahora ofrecen gratis muchos restaurantes de comida rápida. Con este aumento de precio, el gobierno pretende disminuir un 70% el uso de estos plásticos de un solo uso en nuestro país.

Por otra parte, el segundo impuesto se cobrará a los residuos domésticos que ahora van a parar a los vertederos o a las plantas incineradoras, porque suponen ahora el 50% del volumen total de los residuos urbanos y es una nueva forma de fomentar su reciclaje o reutilización desde los ayuntamientos, que serían los encargados de soportar ese gravamen.

La nueva ley de Residuos y Suelos contaminados elaborada por el gobierno central también impone reciclar el 65% de nuestros residuos antes del 2030, siguiendo los objetivos aprobados por la Unión Europea para todos sus estados miembro.

Nuevos contenedores

Por otra parte, la nueva ley también obliga a los ayuntamientos, en los próximos tres años, a colocar en la calle nuevos contenedores para poder depositar en ellos, de forma separada, la materia orgánica (como los restos de comida o las pieles de los vegetales), el aceite y la ropa usada.

Esta nueva ley trata de fomentar en España la llamada “economía circular”, porque, según la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, “podría permitir el ahorro en la Unión Europea de una enorme cantidad de dinero en materias primas y la creación de miles de puestos de trabajo”.

De hecho, este sector de la recogida y el reciclaje de las basuras domésticas ya da empleo a 4 millones de europeos y el nuevo Plan de Recuperación establece una inversión pública en este campo de 850 millones de euros.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad