Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

AFGANISTAN CONFLICTO (Ampliación)

Los talibanes entran en Kabul a pesar de anunciar una negociación con el Gobierno afgano la entrada "pacífica"

Los insurgentes controlan ya 28 capitales regionales al capturar dos más este domingo y dominan casi todo el país

Estaban esperando la transición de Gobierno para tomar Kabul pero finalmente han decidido entrar y han anunciado que no esperan un Gobierno de transición

Afganos desplazados por el avance talibán.

Afganos desplazados por el avance talibán. / AKHTER GULFAM (EFE)

Los talibanes han comenzado a entrar la capital afgana Kabul desde todos los lados, el interior afgano, según ha informado el Gobierno, mientras el personal de Estados Unidos y la Unión Europea buscan la seguridad. Los miembros "centrales" del equipo de Estados Unidos trabajaban desde el aeropuerto de Kabul, mientras que según la OTAN, varios miembros del personal de la UE se habían trasladado a un lugar más seguro y no revelado en la capital. Tras su avance relámpago sobre la capital, el insurgente grupo ha ordenado a sus combatientes que se abstengan de la violencia y permitieran el paso a cualquiera que busque irse. Asimismo, y han pedido a las mujeres que se dirijan a las áreas protegidas. Anunciaron que todo el país se encuentra bajo su control y que había comenzado el proceso de negociación para la entrada "pacífica" de sus combatientes en la capital, Kabul.

No obstante, los talibanes han entrado en Kabul, a pesar de que en un principio aseguraron que no la harían hasta que se produjera esa transición de poder, para controlar, dijeron, posibles situaciones de robo y pillaje ante la huida de las fuerzas de seguridad, una presencia en las calles de la que Efe fue testigo. "Para evitar actos de saqueo en Kabul y que los oportunistas no hagan daño a la gente, el Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) ordenó a sus fuerzas entrar en las áreas de Kabul de donde salió el enemigo", aseguraron los talibanes en un comunicado.

Frente a una posible entrada por la fuerza en la capital, los responsables de la organización comunicaron que ordenaban "a todas sus fuerzas que se coloquen a las puertas de Kabul y que no intenten entrar en la ciudad" para evitar un derramamiento de sangre a la espera del inicio de un proceso de negociación para tomar la ciudad de manera incruenta. "Dado que la capital, Kabul, es una ciudad grande y densamente poblada, los muyahidines del Emirato Islámico no tienen la intención de entrar en la ciudad por la fuerza, sino de entrar pacíficamente en Kabul. Se están celebrando negociaciones para garantizar que el proceso de transición se complete de forma segura", explica la nota.

Negociación con el Gobierno afgano

El Gobierno afgano indicó, en un comunicado emitido, que ahora mismo no había ataques en la capital y que la situación estaba, por el momento, "bajo control", informa la cadena afgana 1TV News. "Las fuerzas afganas, en coordinación con las fuerzas internacionales, tienen la ciudad controlada y no hay motivo de preocupación", según el comunicado del Palacio Presidencial.

Asimismo, el ministro del Interior en funciones de Afganistán, Abdul Sattar Mirzakwal, anunció este domingo el inicio de las conversaciones con los talibán para organizar un ejecutivo de transición en el país ante la llegada de los insurgentes a la capital, Kabul. Sin embargo, dos funcionarios talibanes han anunciado a Reuters que finalmente no habrá gobierno de transición y que el grupo espera una transferencia completa del poder. 

Respetarán los derechos de las mujeres

El portavoz de los talibanes ha confirmado a los medios que respetarán los derechos de las mujeres y que podrán tener acceso a la educación y al trabajo. Eso sí, tendrán que usar el Hiyab y no podrán compartir espacio con hombres en los lugares públicos. También ha anunciado que los hombres podrán dejar a sus mujeres solas en los hogares.

Sin embargo, el portavoz ha asegurado que impondrán una política sobre castigos con ejecuciones, lapidaciones y amputaciones, según el tipo de delito que se infrinja.

Casi una treintena de capitales tomadas

Así, ya son 28 las capitales regionales capturadas en poco más de una semana con la anexión de otras dos capitales provinciales, Bamyam y Maidan Wardak, con lo que ya son 28 de las 34 provincias del país bajo su control, mientras asedian Kabul, en una rápida ofensiva final que en una semana ha logrado mayores logros que en veinte años de guerra. La ciudad de Bamyan, la capital de la provincia central homónima, "fue conquistada", y con ello puesta bajo el control insurgente la oficina del gobernador, el cuartel general de la policía, el servicio de inteligencia y demás oficinas clave, aseguró el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Con esta captura, que aún no ha sido confirmada por las autoridades locales, todos los vehículos, armas, equipo militar y público quedaron en manos de los insurgentes. A esta se suma la ciudad de Maidan Shahr, la capital de la provincia de Maidan Wardak, también en el centro del país. Hace unas horas tomaron Gardiz, la central Nilli, y la oriental Jalalabad, la quinta ciudad más grande de Afganistán. "Los talibanes entraron esta mañana en la ciudad de Jalalabad sin combatir y la provincia les fue entregada sin enfrentamientos como resultado de la mediación de los líderes tribales", dijo a Efe un alto funcionario del Gobierno de la provincia de Nangarhar, de la que esta ciudad es su capital, que pidió el anonimato.

Los talibanes ahora controlan todo Jalalabad y sus distritos, mientras algunas de las fuerzas de seguridad que se retiraron se dirigen hacia Kabul, aseguró. Jalalabad es la quinta ciudad más grande de las 34 provincias que componen el país y la más importante en el este de Afganistán. Nilli, capital de la provincia central de Daikundi, también cayó anoche ante los talibanes sin que se produjesen choques entre las fuerzas nacionales y los insurgentes.

"No hubo enfrentamientos en Nilli, todas las fuerzas de seguridad y funcionarios locales evacuaron la ciudad sin enfrentamientos y los talibanes ahora tienen el control de la ciudad", dijo a Efe la diputada por Daikundi en la Cámara Baja del Parlamento, Sherin Mohsini. "Me alegra que no haya habido combates que pudiesen acabar con la vida de nuestros jóvenes, pero me enfada que el Gobierno entregue las provincias a los talibanes con tanta facilidad y sin resistencia", añadió. En este sentido, la representante se pregunta: "Si el plan era entregar las ciudades a los talibanes, ¿por qué durante el último año el Gobierno envió a las fuerzas de seguridad a combatir contra los talibanes y perdimos miles de tropas?".

Liberan a los presos de la cárcel de Bagram

Los talibán se han apoderado este domingo de la base aérea de Bagram, en su día el gran centro de coordinación militar de Estados Unidos en Afganistán, y han aprovechado para liberar a miles de presos de la cárcel local. Según fuentes locales de la agencia oficial de noticias rusa Sputnik, todos los presos han sido liberados. Se estima que había 5.000 reclusos en la cárcel de la zona, entre ellos talibán y elementos yihadistas de Estado islámico. Las tropas de Estados Unidos terminaron a principios de julio su retirada de la base aérea de Bagram, la mayor en Afganistán, situada unos 70 kilómetros al norte de la capital afgana, Kabul.

EEUU evacúa al personal de su embajada

Estados Unidos ha comenzado a evacuar al personal de su Embajada en la ciudad. Fuentes oficiales estadounidenses bajo condición de anonimato informaran al New York Times de que el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha pedido a los talibán que no entren en la capital hasta que Estados Unidos concluya las evacuaciones.

Khalilzad, según las fuentes del medio, espera convencer a los líderes talibán de que la embajada debe permanecer abierta y segura si el grupo espera recibir ayuda financiera estadounidense y otra asistencia como parte de un futuro Gobierno afgano. "La gente tiene que tener claro que no queremos un estado de guerra en Kabul o, Dios no lo quiera, que nadie resulte herido", ha indicado el portavoz talibán.

Mientras, la Embajada de Estados Unidos en Kabul ha anunciado este domingo el comienzo del proceso de evacuación de su personal diplomático poco después de que la insurgencia talibán se hiciera con el control de la ciudad de Jalalabad hasta convertir la capital afgana en la única gran ciudad bajo dominio de las autoridades afganas. "Basado en las recomendaciones de nuestros equipos diplomáticos, militares y de inteligencia, el presidente de Estados Unidos ha autorizado el despliegue de aproximadamente 5.000 tropas estadounidenses para garantizar una reducción ordenada y segura de la Embajada de los Estados Unidos y otro personal aliado", ha hecho saber la Embajada en su cuenta de Twitter.

Medios afganos han informado ya de la aparición de helicópteros estadounidenses en el cielo de la capital para comenzar con los desplazamientos, que incluirán también a afganos "que ayudaron a la misión y aquellos que se encuentran en riesgo especial por los avances de los talibán".

"Presencia fundamental" en Afganistán

Actualmente la Embajada mantiene a más de 1.400 empleados pero se desconoce el número exacto que permanecerá allí tras el final de la evacuación. Estados Unidos espera mantener una "presencia fundamental" en la capital afgana para facilitar más salidas y mantener una comunicación directa con el Gobierno afgano, según el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

La Embajada también ha informado de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha hablado en las últimas horas con el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, "para discutir la situación de seguridad actual, así como los urgentes esfuerzos diplomáticos y políticos para reducir la violencia". Mientras tanto, los talibán siguen completando su gran ofensiva. A la toma de Jalalabad se han sumado en las últimas horas otras dos incursiones en la ciudad de Jost, capital de provincia del mismo nombre, y Maidan Shahr, la capital de la provincia de Maidan Wardak. Los talibán también dicen que han conquistado la ciudad de Nili, en la provincia de Daikundi.

Más de 80 militares afganos cruzan la frontera con Uzbekistán para pedir ayuda

Un grupo de 84 militares de las fuerzas gubernamentales de Afganistán han cruzado la frontera de Uzbekistán en busca de ayuda tras escapar de los combates contra la insurgencia talibán, informó este domingo el Ministerio del Interior uzbeco. "El 14 de agosto, en una de las zonas de la frontera estatal con Afganistán, un grupo de militares de las fuerzas armadas de Afganistán, compuesto por 84 personas, cruzó la línea fronteriza estatal y fue detenida por guardias fronterizas", dice la nota, recogida por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik. El texto remarca que los soldados afganos, no obstante, no opusieron resistencia y solicitaron ayuda, incluida atención médica para tres heridos.

El Ministerio ha asegurado que los militares recibieron la atención sanitaria, y además, fue organizado para ellos un alojamiento provisional. A la vez la entidad destacó una concentración de militares cerca del puente fronterizo que une la ciudad uzbeca de Termez y la afgana de Hairatan. La nota agrega que el Ministerio uzbeco mantiene negociaciones con Afganistán para repatriar a sus ciudadanos, así como resolver la situación en la zona del puente.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?