Internacional
Crisis migratoria

Reino Unido responsabiliza a Rusia de la tensa situación en la frontera bielorrusa

La ministra de Exteriores Liz Truss ha solicitado a Putin que "presione a las autoridades de Bielorrusia para finalizar la crisis y entrar en un diálogo"

Liz Truss, ministra de Exteriores en Reino Unido / Getty Imágenes

Madrid

La ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, ha responsabilizado a las autoridades rusas de la situación en la frontera bielorrusa, y ha pedido al Gobierno de Putin que "presione a las autoridades de Bielorrusia para finalizar la crisis y entrar en un diálogo".

Más información

En una columna para la edición dominical de 'The Telegraph', Truss ha acusado a Polonia de utilizar la crisis de los migrantes en la frontera para aumentar la presencia militar, argumentando que el control de la frontera no justifica el despliegue de 15.000 soldados.

Desde el lunes pasado, miles de migrantes irregulares procedentes de países de Oriente Próximo y África intentan cruzar la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Lituania, Letonia y Polonia llevan meses denunciando una avalancha de cruces ilegales desde Bielorrusia y acusan a Minsk de orquestar una crisis migratoria para desestabilizar a la Unión Europea (UE) en represalia por las sanciones.

Truss ha acusado al presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, de utilizar la frontera como herramienta para "crear inestabilidad y aferrarse al poder, independientemente del coste humano".

"Reino Unido no mirará hacia otro lado. Permaneceremos junto a nuestros aliados en la región", ha asegurado la ministra. Este jueves, el Ministerio de Defensa británico ha confirmado que un pequeño grupo de personal de las fuerzas de seguridad del país había sido desplazado a la frontera bielorrusa para ayudar a Polonia en labores de ingeniería.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad