Internacional
Energías renovables

Iberdrola demuele la chimenea de la mayor central eléctrica de carbón de Europa

La torre "ha jugado un papel importante, pero el futuro solo puede ser sobre energía limpia", ha afirmado el presidente de la compañía eléctrica

Iberdrola demuele la chimenea de la mayor central eléctrica de carbón de Europa

Madrid

La filial en Reino Unido de la compañía eléctrica Iberdrola, Scottish Power, ha derribado la chimenea de la central térmica escocesa de Longannet, la mayor central de carbón de Europa, escenificando así su compromiso con el "pacto climático" acordado en la COP26 de Glasgow.

Más información

La demolición de esta torre de 183 metros de altura, que ha requerido el uso 700 kg de explosivos, ha sido entendida como un paso adelante para avanzar en el camino hacia la descarbonización pues, aunque Longannet "ha jugado un papel importante en la historia de Escocia como su mayor estación de carbón, el futuro solo puede ser sobre energía limpia", según ha explicado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán.

 Hacer frente a la emergencia climática

Ha sido Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, la encargada accionar los explosivos que han echado abajo la que hasta hoy era la estructura independiente más alta del país. 

Este acto se incluye en el marco de una estrategia global, cuyas directrices se fijaron el la COP 26, que sostiene que la transición de los combustibles fósiles a las energías renovables "es esencial para minimizar los peores impactos del calentamiento global y hacer frente a la emergencia climática", en palabras del propio Galán.

En este sentido, el presidente de la compañía eléctrica ha añadido que "todos los que trabajan en el grupo Iberdrola deben estar orgullosos de contribuir a esta impresionante transición".

"Las palabras ya no son suficientes"

Scottish Power se ha convertido en la primera empresa energética integrada del Reino Unido en tener una generación de electricidad 100% verde generada a partir de energía eólica marina y terrestre. Del mimo modo, Escocia ha sido pionera en esta línea, quedando completamente libre de carbón tras el cierre de la central Scottish Power en 2016, operativa desde 1970. 

Por otro lado, como socio principal de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Scottish Power se ha comprometido a apoyar los esfuerzos del Reino Unido para reducir el consumo de carbón en todo el país.

"En Glasgow hemos hecho progresos significativos, pero es hora de que todos los países se comprometan a hacer que el carbón pase a la historia. Las palabras bonitas o las promesas sobre 2040 o 2050 ya no son suficientes, necesitamos que se cumplan", ha reclamado el presidente de Iberdrola.

Asimismo, Galán ha afirmado que seguirá "invirtiendo miles de millones de euros en energías renovables, redes más inteligentes y almacenamiento para llegar a ser cero netos en Europa en 2030". Todo ello, ha enfatizado Galán, con el objetivo de "seguir proporcionando electricidad abundante y competitiva y creando oportunidades para el desarrollo industrial y el empleo en toda la cadena de valor."

"Haz que el carbón pase a la historia"

Por su parte, la Primera Ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ha definido el acto de hoy como un momento cargado de simbolismo con el que "hemos puesto fin a la generación de energía con carbón en Escocia".

Antes del acto de demolición, el lema Make Coal History ("Haz que el carbón pase a la historia") se proyectó en la chimenea de la central junto con las rayas del calentamiento global, muestran el cambio en la temperatura global desde 1850 hasta 2020, como gesto de llamada a la acción para que otros países sigan el ejemplo de Escocia.

Hacia un nuevo modelo energético sostenible

Iberdrola continúa avanzando en su estrategia de sostenibilidad, basada en la electrificación de la economía y orientada a la lucha contra el cambio climático y la creación de riqueza y empleo en las comunidades donde se opera.

A finales de 2017, Iberdrola solicitó la autorización de cierre de sus últimas centrales térmicas en el mundo -Velilla (Palencia) y Lada (Asturias)-, como respuesta a su decisión de sustituir instalaciones emisoras de CO2 por energías limpias de última generación y liderar así la transición energética hacia un nuevo modelo energético sostenible.

A este fin, la compañía ha invertido en las dos últimas décadas 120.000 millones de euros en energías renovables, redes eléctricas inteligentes y almacenamiento energético, diseñando además un plan de inversiones de 150.000 millones de euros para 2030, que le permitirá triplicar su capacidad renovable hasta casi los 100.000 MW.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad