Música
Música

Los Planetas: ''No me interesa el arte que es cómplice del sistema, ni los artistas que tratan de trepar''

El grupo de granada publica 'Las canciones del agua', un disco con homenajes a Lorca y Carlos Cano y con una mirada política a la pandemia y al rey

La banda liderada por Jota es, posiblemente, la más influyente del indie español. / LOS PLANETAS

Madrid

Los Planetas son un grupo inabarcable. Casi 30 años en activo, surgieron en un momento donde casi no había indies en España. Florent y Jota, dos estudiantes de Granada se encontraron entonces en la universidad y fundaron una banda que, a diferencia de otras de su generación, obtuvo un estilo propio, diferente y longevo, pues se ha mantenido hasta ahora, superando modas y crisis en la industria musical. 

Más información

Después de un año donde han ido presentando canciones de manera espontánea, ahora presentan su noveno disco, Las canciones del agua que, como los anteriores, vuelve a aglutinar una serie de influencias de estilos y temas nuevos. Por ejemplo, destaca El manantial, un homenaje a Lorca, ya que adapta un poema suyo de 1919, en una canción que se aleja de ese noise pop o ruido característico que hizo famosa a la banda en los noventa. A cambio suena el piano de David Montañés, que les acompañó en su última mini gira.

El disco se divide en dos partes. La primera, en la que hay un homenaje a Granada, y una segunda, donde se muestra la carga política que el grupo ha ido asumiendo en estos últimos años. ¿Por qué esa necesidad de reivindicar Granada?

La forma más inmediata de poder llegar a la gente es transmitir tu propia cultura, tus raíces, la cultura que llevas en la sangre. Queremos reivindicar esa cultura granadina que va de Lorca a Cano, a la lírica y al flamenco, que tanto inspiraron a Lorca. Era una forma de volver a la realidad a la música y la poesía de tu tierra, frente al caos que supone esta tensión global. Te devuelve a los sentimientos más profundos.

En esa parte granadina está Alegrías de Graná, que ya la habíais lanzado, también La morralla, de Carlos Cano, y El manantial, una adaptación del poema de Federico García Lorca. ¿Por qué queríais usar este texto y qué significa Lorca para vosotros?

En primer lugar, lo que queríamos era reclamar la presencia de Lorca, su espíritu, como mártir de las causas más nobles de la humanidad, la poesía y el arte, por las que al final acaba muriendo y sufriendo una persecución. Es una especie de santo, san Federico, al que encomendarnos en estos tiempos tan difíciles. Cuando los fascismos toman posiciones de poder es que este tipo de gente como Federico García Lorca acaban sufriendo las consecuencias. Nos encomendamos a Federico para que nos libre de esta persecución y que su crimen no vuelva a pasar.

Decía Leonard Cohen que no entendía que los españoles no buscáramos a Lorca...

Bueno, el poema tiene una reivindicación de la vocación poética, de por qué se dedica a eso, porque quiere tener una voz que explique lo que pasa en el mundo. Esa idea de una premonición de su propia muerte. En el poema hay hasta referencias a los sitios donde muere, como la Fuente de las Lágrimas, que está cerca de Víznar, donde lo mataron. También la simbología del manantial como una corriente cultural que surge de las entrañas de la tierra y va surtiendo de música y palabras al poeta.

En la segunda parte del disco escuchamos canciones con mucha carga política y con un reflejo de lo que hemos vivido en la pandemia, como La pandemia ha calado en el grupo. La nueva normalidad, El negacionista, El rey de España, El apocalipsis zombie y El antiplanetismo, ¿Tenéis la sensación de haberos politizado más con los años?

Cualquier manifestación artística tiene mucho de política y de posicionamiento político y crítico frente a las ideas dominantes. Buscar una posición crítica que busque soluciones a los problemas del ser humano en cada momento. Siempre hemos sido un grupo reivindicativo, en otro momento lo hacíamos de otra manera, quizá de una forma menos explícita, pero todo el mundo nos tenía calados. Ahora quizá lo hacemos de manera más clara.

Le dedicáis una canción hasta al Rey emérito...

La canción de El rey de España es sobre la estructura de poder sobre la que estamos sometidos. Un sistema de poder de fuerza con la policía y el ejército y el rey es el máximo mandatario. Creo que deberían asumir la culpa de lo que está pasando. La cúpula del estado debería asumir responsabilidades de lo que pasa.

También hay una evolución en el sonido, hay canciones donde desaparece ese ruido característico de Los Planetas y aparece el piano, ¿cómo habéis llegado hasta ahí?

Ha sido adaptarnos a las circunstancias. Se puso muy difícil quedar y teníamos miedo en el cuerpo y fue realmente difícil. Fue imposible hacer conciertos y estábamos girando con Fuerza Nueva cuando se anuló todo. Entonces se abrió la posibilidad de hacer conciertos para gente sentada, con mascarillas y demás. Empezamos a hacer un concierto llevando las canciones a su esencia con el pianista David Montañés, que nos hizo ya los arreglos de Una semana en el motor de un autobús. Y entonces probé esta canción de El manantial, a ver. Como era difícil quedar con los músicos y demás, la verdad es que nos convenció también el piano y la grabamos y nos gustó. Nos sirve también para reivindicar la interpretación en director de los discos, sin mediar con ordenador, sino los músicos por sí mismos, que es algo que no se escucha ahora en los discos que salen. Tocando los tres, David, Floren y yo tocando juntos en una sala.

Y sorprende también la imagen de la portada del disco, otra vez con Javier Aramburu, que ha pasado de las portadas más coloridas de los primeros discos como Pop o Super 8 a estas últimas... ¿Cómo ha cambiado la imagen del grupo?

También va cambiando la música, al principio era más colorista y más pop, y con el tiempo se ha hecho más profunda y sosegada, y Aramburu se va haciendo eco de eso. Va evolucionando con nosotros. Somos de la misma generación, hemos creciendo con él, tenemos referencias parecidas. Él ha hecho la imagen de Los Planetas, no hemos promovido la imagen física, ha sido más a través de los diseños de Aramburu.

La mayoría de grupos de vuestra generación han sido muchísimo menos longevos ¿Cuáles crees que han sido las claves para durar tantos años juntos?

Hemos sido siempre un colectivo, con toda la gente que ha trabajado con nosotros. Intentamos abrirnos a sitios desde donde poder desarrollar nuestro trabajo con los medios que tenemos en cada momento.

Uno de sus caballos de batalla es el mantenerse fiel a sus principios sin que ninguna fuerza externa manipule su discurso. ¿Cuáles son esos principios?

Sí, somos un grupo abierto pero que nos hemos mantenido fieles a nuestro espíritu fundacional, defender posturas que no son mayoritarias, espíritu crítico, una oposición abierta contra las injusticias a las que nos vemos sometidos. En ese sentido, nos toca seguir luchando por eso.

¿Qué os queda por hacer?

Nos queda mucho por hacer, al final perderemos, pero la gente seguirá en esa pelea de hacer una música que aporte algo, que sea crítica y que busque soluciones a estos problemas. No me interesa el arte que es cómplice del sistema, ni los artistas que tratan de trepar en el sistema. Esperemos que haya pronto un sistema más justo que nos permita ser un poco más libres.

¿Ayuda estar en Granada a sentir esa libertad y para alejarse de la crítica y el jaleo?

En Granada se vive más aislado, entre montañas y con un clima distinto del resto del mundo. Cuando haces algo público, es normal, cuando consigues promover ciertas ideas que hacen que la gente reaccione, pues eso pasa. Yo me siento orgulloso de provocar reacciones iracundas en gente con miras estrechas. Todo lo que digan o cualquier estímulo externo te influencia, pero hay algunos más potentes que el hecho de que la gente hable de ti, como el amor, por ejemplo.

¿Cómo es vuestra relación con el público de las nuevas generaciones?

Va cambiando las generaciones y ahora hay gente mucho más joven que nosotros. La música que hemos hecho creo que ha calado en nuevas generaciones, en otros grupos, como Carolina Durante, un montón de bandas muy interesantes que dicen que están incluidos por Los Planetas. Confío en que el trabajo que hemos hecho siga teniendo sentido mucho tiempo. Siempre se hace con ese sentido, pero no siempre se consigue. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad