Cine y TV
First Dates

"Me ha matado": un comensal de 'First Dates' demuestra cómo arruinar una cita con tan solo una palabra

La cita entre Lalo y Mónica iba bien hasta que el comensal metía la pata

Madrid

Pensar antes de hablar es muy importante. Esa es la reflexión que ha podido sacar Lalo de su encuentro con Mónica en First Dates Café, donde ha visto cómo una palabra mal medida puede arruinar una cita por completo. Y es que, a pesar de que todo parecía ir viento en popa entre ambos, la cita comenzó a torcerse a raíz de unas declaraciones que tuvo que corregir posteriormente al ver que no le habían sentado nada bien a su pareja. 

Más información

Tras saludarse previamente en la barra del restaurante, donde eran recibidos por Jesús Vázquez, Lalo y Mónica se sentaban a comer con la intención de conocerse un poco mejor. A la hora de hablar sobre sus aficiones, Mónica le explicaba a su cita que le encantaba cantar y que iba al karaoke siempre que podía. Una afición que podría llegar a compartir con Lalo quien, a pesar de que reconoce que canta fatal, no gusta mucho hacerlo.

"Habrá que sacarte al cine": cómo arruinar una cita con una sola frase

Entre el resto de aficiones, Mónica ha destacado otras como tumbarse a tomar el sol en el sillón de su casa. Como tiene un gran ventanal en el comedor de su casa, tal y como le ha explicado a Lalo, la protagonista de la cita reconoce que le encanta pasar tardes y tardes tomando el sol. Algo que no ha visto con buenos ojos su cita, quien le ha dicho que tendrá que sacarla de casa para llevarla al cine: "Habrá que sacarte al cine".

Una frase que no le ha gustado nada a Mónica, quien le recriminaba rápidamente el comentario asegurándole que era machista: "¿Sacarme al cine? Uy, qué mal me ha sonado esto".  Al ver que le había molestado el comentario, Lalo trató de arreglarlo de una forma bastante ortopédica: "Quería decir ir contigo al cine". Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de Lalo por encauzar la cita, todo se fue al traste en ese mismo instante, tal y como explicaba Mónica tras bastidores.

"Me ha matado, el feeling que tenía… se me ha cortado todo"

En declaraciones a las cámaras del programa, Mónica aseguraba que esa  frase ha acabado con cualquier posibilidad de seguir conociendo a Lalo: "Me ha matado, el feeling que tenía… se me ha cortado todo". Aunque la cita llegó hasta el final, esta siguió enfriándose hasta la hora de decidir si tendrían una segunda cita o no. Principalmente por el hecho de que Lalo no fuera capaz de pedirle un poco de leche al camarero, lo que llevó a Mónica a pensar que su cita no tenía demasiada personalidad.

Finalmente, y como era de esperar, ambos decidieron seguir su propio camino. A pesar de que Mónica reconoce que llegó a dudar sobre darle una segunda oportunidad a su pareja, esta llegó a la conclusión de que sería lo mejor. De esta manera, cada uno por su lado y con las puertas abiertas para encontrar el amor.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad