Economía y negocios

Los trabajadores de Atunlo se muestran sorprendidos por el ERE de la fábrica de Santoña

La plantilla esperaba que saliera adelante el preconcurso de acreedores

Santoña. Atunlo despide a sus trabajadores

Santoña. Atunlo despide a sus trabajadores

08:26

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1705995591214/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Santoña (Cantabria)

Los trabajadores de la empresa conservera Atunlo, en Santoña, han asegurado que les sorprendió la presentación del ERE, porque esperaban que saliera adelante el preconcurso de acreedores, una figura que permite a un deudor que realice una actividad empresarial iniciar conversaciones con sus acreedores para alcanzar un plan de reestructuración, durante un periodo inicial de 3 meses.

La empresa está cerrada desde diciembre y los empleados se encuentran con un permiso retribuido. Algunos operarios se han recolocado ya en otras factorías y está previsto que de manera inmediata la totalidad de la plantilla firme los despidos.

Angie Flexer, presidenta del comité de empresa, lleva más de nueve años en la fábrica dedicada a la limpieza de bonito y atún que luego es distribuido a otras empresas.

La trabajadora afirma que la plantilla ha pasado por varios procesos, en medio de la reconversión del sector. “Después de la pandemia solo trabajan los fijos, desapareciendo los empleados de ETTs y con una clara reducción del número de puestos”.

Expediente de Regulación de Empleo

La conservera Atunlo, de origen gallego, anunció a mediados de diciembre el inicio del procedimiento de despido a sus trabajadores de los centros de O Grove (Pontevedra) y el cierre en la fábrica de Santoña debido a “causas productivas y económicas”.

No obstante, CCOO ha subrayado que de esta medida en realidad se esconde una reconversión que cada vez es más común en el sector conservero, que “opta por comprar productos fabricados en otros países para después comercializarlos aquí”.

Un trabajo duro

“El trabajo en las fábricas sigue siendo muy duro, sobre todo durante la costera del bonito, en la que los barcos llegan casi ininterrumpidamente. Las empleadas sufren además dolencias en las cervicales, rodillas y brazos debido a las posturas que mantienen durante muchas horas”, señala Angie Flexer.

A esto hay que sumar los bajos salarios, poco más de 700 euros mensuales en el año 2014, aunque a raíz de la reforma laboral las condiciones han mejorado sustancialmente.

Santiago Redondo Brizuela

Santiago Redondo Brizuela

Cubre la información de la zona oriental de Cantabria. Se incorporó a la Cadena SER en 2002 y previamente...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00