Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Los niños valencianos desayunan mal y los mayores cenan mal

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana ha presentado el informe “¿Cómo comemos en la Comunidad Valenciana?”

Cristian Mañas /

Con el calor del verano es muy importante cuidarse en el ámbito de la alimentación. Por eso no hay que descuidar los hábitos de consumo saludables para poder llevar mejor los meses de la época estival.

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) ha presentado el informe “¿Cómo comemos en la Comunidad Valenciana?”. Los datos son alarmantes. El desayuno es la peor comida de los niños valencianos y la cena, la de los mayores. Es un estudio elaborado por dietistas y nutricionistas de Valencia, Castellón y Alicante, donde se analizan los hábitos alimenticios y las principales carencias en la dieta de los valencianos por franjas de edad.

Desayunar bollería o alimentos ultraprocesados o evitar las cenas son dos de las pautas de alimentación erróneas que se han generalizado entre la población valenciana y que repercuten indudablemente en la salud”, ha afirmado Paula Crespo, presidenta del CODiNuCoVa. Asimismo, el reflejo de los datos indican que uno de cada cuatro niños valencianos padece sobrepeso y el 18% obesidad. Son datos alarmantes que, según explica Cristian Máñas, miembro del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat, suelen continuar en la edad adulta.

Además, para los dietistas y nutricionistas de la Comunitat, la publicidad engañosa es la principal causante de pautas de alimentación poco saludables en el desayuno de los más pequeños. También indican que los jóvenes de 18 a 30 años no realizan un desayuno correcto debido a la falta de tiempo. Y pasándonos a la noche, en la cena, todas las franjas de edad adultas son las que peor comen por diferentes motivos: de 30 a 45 años por escasez de tiempo y, en segundo lugar, por cansancio, motivo que comparten con aquellas personas de 45 a 60 años. En cambio, para los mayores de 60, la causa principal es la soledad. "En las cenas o no cenamos o si lo haces es con cosas que no tocan, precocinadas", afirma Máñez. 

Mientras que el pan, los cereales, la pasta, el arroz y la carne son los alimentos que más se consumen en todas las franjas de edad, las verduras, hortalizas y legumbres son los que carecen en la dieta valenciana.

Pero más allá de lo que comemos, el lugar y el tiempo que se tarda en comer también es importante. Y es que, tres de cada cuatro personas de entre 18 a 30 años comen fuera de casa. Esto quiere decir que es muy posible que se ingiere más cantidad de alimentos precocinados o bocadillos. Respecto al tiempo, para poder hacer una buena digestión es necesario comer en más de 20 minutos.

“Pese a que un 67% de los valencianos está preocupado por su dieta, no consideran importante acudir a un dietista o nutricionista ni recibir formación y asesoramiento en este sentido”, asegura Crespo. El ejemplo claro es que la pérdida de peso es el principal motivo de recurrir a asesoramiento nutricional, seguido de problemas de obesidad, por imagen o estética y, en cuarto lugar, la inquietud de comer más saludable.

De forma general, el informe puntúa con un 6 la alimentación de los habitantes de la Comunitat Valenciana. Así pues, Valencia es la provincia mejor valorada (6,8) por delante de Castellón (5,7) y Alicante (5). Pero esto no quiere decir que sea un buen resultado. El objetivo es reducir esas comidas ultraprocesados y que la dieta mediterránea se cumpla a raja tabla, según cuenta Máñas.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?