Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

La homosexualidad en la cultura gitana, en primera persona

Recibimos en Hoy por Hoy Alicante a dos activistas LGTBI de etnia gitana para hablar de la polémica surgida tras el estreno de 'Carmen y Lola'

La presentación de la película Carmen y Lola, de la directora bilbaína Arantxa Echevarría, sigue dando pie al debate dentro de la comunidad gitana desde que se estrenó el pasado día 7 de septiembre. La cinta, presentada en Cannes, es una historia del primer amor entre dos mujeres gitanas.

Durante su presentación en el cine Navas de Alicante, Echevarría nos hablaba de las dificultades para dar forma a este filme realista y con alguna pincelada de cine documental en alguna secuencia, debido a la utilización de actores no profesionales.

Carmen y Lola ha recibido el apoyo casi unánime de la crítica, incluido el de nuestro crítico cinematográfico de cabecera, Gonzalo Eulogio. Sin embargo, a la vuelta de su presentación en Cannes, Echevarría se topó con una agria oposición por parte de colectivos gitanos -en concreto una asociación de gitanas feministas-, acusándola de ser etnocentrista.

A pesar de todo, Arantxa Echevarría celebra que, gracias a su película, se haya "creado un debate dentro de la comunidad gitana". En ese debate, sectores "muy conservadores" que la acusaban de no representar al mundo gitano se suman a las opiniones de feministas.

Asegura la directora que ya se esperaba esta polémica y se defiende punto por punto de las críticas. "Tenía miedo rodando y escribiendo el guion de rozar el cliché, llegar a estereotipar la película, por eso rebajé el tono. Cada vez que ensayábamos, mi equipo de rodaje, formado por más de 150 gitanos me advertía de lo que no haría un gitano jamás y yo lo quitaba inmediatamente del guion. Tengo su beneplácito y su chequeo de que no me he salido de la línea que teníamos que seguir. Además, Lola, que soporta el peso de la película, se escapa del estereotipo de adolescente gitana: sabe lo que quiere, desea viajar, estudiar, es grafitera y encima, lesbiana".

Echevarría prosigue destacando un detalle sobre su intención como realizadora de ficción: "Yo, como alguien externo, tenía que conocerlos y pedir su permiso, pero también soy una autora; me he inventado una película, no son personajes reales ni el cien por cien de la población. Algo de lo que nos estamos olvidando es de que yo no soy una representante del mundo gitano". E insiste: "solo soy una autora que ha contado una historia de amor en una coyuntura determinada"

Lamenta, por último, que ella volvía de Cannes de vivir un sueño presentando la película con sus actrices y se encontró con esta situación al llegar a España, antes incluso de que hubiese estrenado la película. "Me da mucha rabia porque yo venía del festival con un subidón junto a las dos mujeres más felices del mundo y me encontré esta polémica, aún encima entre feministas". Y zanja: "Yo soy feminista desde la sororidad, lo peor que le puede pasar al feminismo es que nos peguemos entre nosotras cuando estamos por lo mismo".

Ahora, con todos estos ingredientes, en Hoy por Hoy Alicante hemos querido dar el turno de palabra a la parte interesada de primera mano, las personas gitanas y homosexuales. Hemos contado con Juan David Santiago, hombre gay y con Noelia Heredia, mujer lesbiana. Ambos son gitanos y activistas LGTBI; él, expresidente de Diverstitat Alacant, ella, la Negri, cantaora y tocaora de cajón flamenco.

Noelia Heredia, que ha visto la película, se reafirma en la crítica al estereotipo: "Siento que cae demasiado en los estereotipos, es la pescadilla que se muerde la cola. Y añade: "nos cansa que se dé esa imagen, yo no critico que la película se mueva en unos parámetros de amor libre, pero entrar en estereotipos es cansino". Además, cita un par de ejemplos de secuencias que no considera realistas y ella suprimiría.

Juan David Santiago matiza ese punto de vista y reconoce: "Nos guste más o menos, hay una parte de la realidad gitana que vive en una situación social anclada". Subraya Juan David que el cine no deja de ser un medio de comunicación y los medios son "los grandes maestros en la producción de estereotipos y prejuicios, como que la cultura gitana es más machista y más homófoba. Tenemos que desmentir tajantemente que sea así. Entiendo también que la polémica venga por las declaraciones de Arantxa Echevarría donde hacía de abanderada de las gitanas y que gracias a ella se les iba a dar voz". Y concluye: "ni todos los gitanos son homófobos, ni todos los homófobos son gitanos".

Esta es la conversación íntegra que han mantenido con Carlos Arcaya:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?