Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Porque las recetas no entienden de fronteras

CEAR PV ha iniciado una campaña en la que a través de la gastronomía pretende concienciar de la situación que viven los refugiados en sus países de origen

Participantes de la campaña 'Porque las recetas no entienden de fronteras' /

"Los mayores tienen menos miedo. Ellos hacen memoria de su juventud y lo recuerdan todo, el frío, los mutilados que pedían limosna por la calle [...] y una vieja costumbre ya olvidada, que no supieron o no quisieron transmitir a sus hijos. Cuando se caía un trozo de pan al suelo, los adultos obligaban a los niños a recogerlo y a darle un beso antes de devolverlo a la panera [...]. Los niños que aprendimos a besar el pan hacemos memoria de nuestra infancia y recordamos la herencia de un hambre desconocida ya para nosotros, esas tortillas francesas tan asquerosas que hacían nuestras abuelas para no desperdiciar el huevo batido que sobraba de rebozar el pescado."

Con estas palabras, Almudena Grandes relata en su novela 'Los besos en el pan' "la historia de muchas historias, la historia de un barrio de Madrid que se empeña en resistir", y no es sino una crónica de la vida de las calles que podría ser cualquier barrio de cualquier ciudad, uno en el que conviven familias humildes con inmigrantes y que se empeñan en resistir a la pobreza. Aunque algunos se quedan y luchan, otros no tienen más remedio que huir para dejar atrás sus amistades, su cultura, su familia, en definitiva, su vida.

Como explica Alba Soler, técnica de CEAR PV (Comité Español de Ayuda al Refugiado), "aunque en este momento somos una sociedad de acogida, en su momento fuimos personas que tuvimos que huir. No podemos olvidarlo." Y para concienciar todavía más de la necesidad de recordar nuestro pasado y de que no acoger no es un acto de solidaridad sino un derecho, CEAR  ha puesto en marcha una campaña bajo el nombre 'Porque las recetas no entienden de fronteras' en la que, a través de la gastronomía, se pretende llegar a la sociedad de acogida y sensibilizar a todos de la situación que viven estas personas en sus países de origen y por qué han decidido venirse aquí.

En la vertiente valenciana de esta campaña, diez personas, originarias de Marruecos, Siria, Palestina, Nigeria, El Salvador, Gambia, México o Venezuela han cocinado un plato típico de su cultura que les revocan a un recuerdo feliz de su vida. Desde el 'tabulé palestino' hasta la 'carne con mantequilla de cacahuete' de Nambia pasando por el 'mole mexicano', un plato que la chef Begoña Rodrigo va a cocinar con Ángela, una refugiada mexicana. Como explica Soler, el mole es una receta que allí solo cocinan las mujeres y se elabora a golpes.

La chef Begoña Rodrigo con Ángela, la refugiada mexicana / CEAR

Toni Bouarfa es otro de los refugiados que ha participado en esta campaña, un marroquí que entró en España a través de Melilla y aunque reconoce que nunca ha trabajado profesionalmente en la cocina, hay algo que le hace muy feliz: que le recuerda a su abuela. De hecho, para este proyecto, cocinando un plato típico del país vecino, 'carne con ciruelas', se emocionó recordándola.

Bouarfa reconoce que pese a que apenas nos separan unos kilómetros, la gastronomía no dista mucho una de otra, aunque sí que hubo un producto típico español que no acaba de entender: la morcilla. "No la entendí, me dijeron que era harina con sangre, tenía un sabor raro", bromea.

Begoña Rodrigo y Ángela cocinando el mole, el plato típico mexicano / CEAR

Estos diez platos van a llenar una mesa que pretender ser un punto de encuentro de diferentes culturas, un nexo de unión para que aquellos que estamos en nuestro país hagamos sentir a estos refugiados -que han huido por diferentes motivos como la guerra, hambruna, orientación sexual o religión, entre otros- se sientan como en casa. 

Una mesa que se instalará a partir de este domingo en Feria Valencia Gastrónoma, una de las grandes citas de la gastronomía de la Comunitat Valenciana por la que van a pasar cocineros con hasta 40 estrellas Michelín. Pero entre todo este maremágnum de chefs de postín con biografías conocidas, los protagonistas no son ellos, son Toni, Ángela o toda esa gente que ha dejado su pasado atrás para buscar un futuro mejor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?