Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Si no hay ayudas, el olivar tradicional en cinco o diez años va a morir

Encuentro de 'Innovación en el Olivar Tradicional', organizado por el Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE Jódar)

Momento de la mesa redonda /

En el que se trataban, con una charla los ‘Modelos de explotación rentable de fincas’ y en una mesa redonda ‘Retos y amenazas del Olivar tradicional’.

Se desarrollaba en la ‘Sala de Conferencias de la Casa de la Juventud’, ante unos 20 agricultores/as, con el objetivo de dar a conocer, a emprendedores y empresas, estrategias transformadoras que mejoren la rentabilidad de sus explotaciones.

La presentación corría a cargo del técnico del Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE Jódar), Miguel Ángel Martínez y el concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Jódar, Juan Caballero.

El técnico justificaba la celebración de la jornada, “…Ante los momentos de encrucijada que tenemos ahora, con los precios de este año. Las últimas campañas los precios han sido respetables, pero esta última campaña estamos teniendo precios que ya están en el umbral de la no rentabilidad. Precios de 2 euros, que para muchas explotaciones de olivar tradicional, básicamente, ya no son rentables… El ponente lo que nos va a proponer son soluciones, propuestas para que ese olivar, que no es rentable, para que pueda ser un poco más rentable…”.

El concejal de Agricultura, consideraba muy acertada la iniciativa, “… El olivar tradicional, en los últimos tiempos, ha evolucionado mucho, en técnicas, en mercado, y más que va a evolucionar, y nos tenemos que anticipar o intentar anticiparnos a esa evolución. Es difícil aunar lo que es la evolución con la tradición, que es lo que nos da el sello de calidad de nuestro producto. Es un reto a lo que nos enfrentamos… Es la segunda iniciativa de este tipo, en esta zona, el olivar de esta zona, está siendo observado por instituciones internacionales, como la Universidad de La Sorbona, que está haciendo un estudio del olivar de Jódar y de Sierra Mágina, para saber las características y más cosas del olivar de aquí… No podemos perder la esencia de lo que somos, pero tenemos que estar abiertos al futuro…”.

El encuentro se dividía en dos partes, la primera con una charla ‘Modelos de explotación rentable de fincas’ a cargo de Antonio Ruz, gerente de la S.C. A. San Roque de Arjonilla, basada en el modelo de gestión con agrupación de agricultores, que permitiría un ahorro de costos y una mayor rentabilidad, “… A partir del séptimo año ya se empieza a ganar dinero. Se generaría una comunidad de bienes. Esto es muy complicado, pero yo estoy seguro de que si conseguimos hacer esto en algún sitio, va a cundir el ejemplo. Aquí ya el agricultor es accionista, es inversor, que va a permitir que genere trabajo y sea una parcela eficaz. Y las cuentas, les digo yo, que salen… Es fundamental que seamos capaces de hacer, al menos, una planta piloto, en algún sitio, para poder demostrar que lo que decimos es verdad. El grupo operativo lo que pretende es ahorrar costes y aumentar la rentabilidad del olivar, mediante la cooperación. En definitiva, lo que queremos todos, es trabajo para nuestros jóvenes, tranquilidad para nuestros mayores y futuro para nuestros pueblos…”.

A continuación, una mesa redonda bajo el título ‘Retos y Amenazas del Olivar tradicional’, moderada por Miguel Ángel Martínez, con la participación del propio Antonio Ruz y Manuel Ogallar, presidente de la Cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia de Jódar, Juan Ruiz de la empresa Ruiz Gámez S.L. y Andrés Ruiz de Asaja-Jódar.

La mesa, en primer lugar, analizaba la situación de los agricultores con pequeñas parcelas y olivar en pendiente. El moderador planteaba la posibilidad de abandono y, ante eso, la necesidad de un trato diferente al resto, respecto a las ayudas públicas.

El presidente de la Cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia, Manuel Ogallar, reclamaba un trato preferente, por la administración, “… Tal y como está la situación, lo que sí está claro, es que las parcelas en pendiente, con la problemática que tenemos actual, son las primeras parcelas que van a sufrir las consecuencias, como es la bajada de precios. La bajada de precios ha venido para quedarse. Las producciones en súper intensivo aumentaran cada año más. Os puedo decir que, ahora mismo, sin producción, hay cien mil hectáreas, que en los próximos cinco años producirán. Con lo cual, esas parcelas, si no tienen un trato preferente, por la administración, esas parcelas caerán en los próximos cinco o diez años, sin más remedio… Eso es muy duro. Las administraciones tienen que apoyar ese tipo de pardelas, y darle un periodo transitorio, a ver si llegamos a solucionar, de alguna forma, como reconvertirnos el olivar tradicional. Si no hay ayudas, ese olivar en cinco o diez años va a morir…”.

Por su parte, el representante de Asaja-Jódar, Andrés Ruiz, a pesar de reconocer que desde su organización siempre se ha apostado por la potenciación de los cultivos intensivos, planteaba el reto de demostrar que el olivar ofrece otros valores más importantes que el propio aceite, “… Desde Asaja siempre se ha estado potenciando que se haga olivar intensivo. De hecho, tiene convenios con empresas que te cogen el terreno, te sacan el olivar viejo, te ponen el nuevo, te ponen tus costes de producción, te lo ponen que es muy rentable... El olivar de Jaén tiene buenas tierras, pero no tiene las dimensiones que puede tener un gran agricultor. Yo traigo aquí un reto que puede tener el olivar tradicional. Nuestro producto lo tenemos que presentar a la sociedad, tanto española como europea, y dar a entender que el olivar no es solo aceite, es cultura, es fijación de las personas al territorio, es una forma de vida, es una forma de trabajar el campo. En definitiva, estamos cuidando el medioambiente, tenemos el bosque más extenso que tiene el mundo. Tenemos que ponerlo en valor. El olivar tradicional como no le busquemos ese valor. Y ese valor se le da, que las administraciones nos ayuden y hagan su trabajo, porque para eso están…”.

Juan Ruiz, de Ruiz Gámez S.L., también suscribía el tratamiento especial para las parcelas pequeñas, que son las mayoritarias en Jaén, “… Esa parcela pequeña debe tener un tratamiento especial, efectivamente. Pero no solo para los agricultores ocasionales, que le salen las cuentas, porque son ellos mismos los que realizan las tareas los sábados y los domingos… A los que nos dedicamos a esto, que somos profesionales de esto, también nos cuesta el dinero las parcelas pequeñas…”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?