Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

INCENDIO EN GRAN CANARIA INCENDIO EN GRAN CANARIA La última hora del incendio en la programación especial de SER Las Palmas

Las placas del paredón de las Trece Rosas

Desde 1988 una placa recordaba la memoria de las Trece Rosas, pero en 2009 fue sustituida por otra del gobierno socialista, que fue obligado recolocar la original

Decenas de claveles cuelgan de una de las tapias del Cementerio del Este, que servía de paredón para los fusilamientos /

Hay veces que la Historia es absurda, o quizás tengamos que decir que quienes la  protagonizan son absurdos. En la madrugada del 5 de agosto de 1939, apenas 4 meses después del final de la Guerra Civil, un furgón trasladó de la cárcel de Mujeres de Las Ventas al Cementerio del Este (Madrid) a 13 mujeres entre 19 y 29 años. Nueve de ellas eran menores ya que la mayoría se fijaba en 21 años. Sólo dos eran activistas, el resto eran modistas. También había una pianista.

Militaban en las Juventudes Socialitas Unificadas. Un día antes de su muerte fueron juzgadas por un consejo de guerra y condenadas al paredón acusadas de adhesión a la rebelión. Sus restos reposan en una fosa común junto a la tapia donde fueron fusiladas. El mismo día su muerte también fueron ajusticiados 43 hombres —los 43 claveles— que formaban parte del Partido Comunista de España.

Suponemos que los familiares recordaron a sus 13 rosas, mientras pudieron. Luego, en torno a los años 1960, empezaron tímidamente los primeros homenajes en la clandestinidad. En 1988, en plena transición, un grupo de mujeres de la Unión de Pensionistas de CCOO, eligió la Plaza de la Lealtad (donde reposan las cenizas de los madrileños que se levantaron ante las tropas napoleónicas) para homenajear a las mujeres caídas en la Guerra Civil.

Las dos placas que homenajean en el Cementerio del Este a Las Trece Rosas / Myriam Soto

Pidieron permiso al alcalde, que entonces era Juan Barranco. Este les preguntó si no existía un lugar mejor, ellas sugirieron la tapia del Cementerio del Este donde las Treces Rosas habían sido fusiladas. Fue entonces cuando se colocó la primera placa. 

21 años después, con la Democracia consolidada y con el gobierno Zapatero, cuando se cumplían 70 años de la ejecución se decidió retirar la placa original para colocar otra. Ante ella se hicieron la foto la entonces secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y el ex secretario general del PSM, Tomás Gómez.  El hecho llenó de rabia la Unión de Pensionistas que pidió que se restableciera la placa original, como así fue. 

Hoy ningún político de postín se ha acercado a rendir homenaje a estas 13 mujeres, sólo el pueblo llano. Con una placa o con dos, ellas continúan enterradas en el mismo agujero que hace 80 años. Así lo hemos contado en la SER:

¡Al paredón!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?